Siguenos en:
Viernes
 13 de Diciembre de 2019
Editorial/Opinión
Bajo el Penoco
País de fantasías
Sábado,  27 de Julio, 2019
Pais-de-fantasias

Si la célebre compositora María Elena Walsh estuviera viva, tendría que actualizar su “Mundo del revés” en el que imaginó peces que vuelan y aves que nadan. Su canción debería ser dirigida a los adultos e incluir ámbitos como la justicia o la política. En un país de fantasía, patas para arriba, un asesino sería juzgado por haber robado el arma homicida y sus cómplices encarcelados por haberle vendido la pistola. La sentencia aplicaría por el hurto y no por las consecuencias. Pero no hay que pensar en ningún reino tan raro como ese, sino observar cómo están las cosas en Bolivia, donde un supuesto narcotraficante es juzgado y condenado por haber falsificado un documento de identidad, sentencia que le favorece para evitar una extradición a Brasil, donde le esperan muchas preguntas comprometedoras sobre la protección que recibió de policías, jueces y políticos. En Bolivia, el delito de narcotráfico no existió para Pedro Montenegro, pero curiosamente hay dos oficiales presos por haber amparado sus actividades ilícitas. Nadie lo hubiera imaginado, sólo pasa en este país maravilloso.