Siguenos en:
Sábado
 23 de Enero de 2021
Editorial/Opinión
Editorial
No más trucos
Jueves,  24  de Diciembre, 2020

Durante las últimas semanas, el gobierno de Luis Arce se ha dedicado a echarle la culpa de todos los males de Bolivia a la brevísima gestión de Jeanine Añez, que además de soportar la pesada herencia de 14 años de despilfarro e ineficiencia, tuvo que enfrentar el año más horrible que ha vivido no sólo el país, sino toda la humanidad, sumida hoy en una crisis económica sin precedentes.

El MAS contribuyó a hundir aún más a los bolivianos durante este periodo tan difícil, haciéndole la vida imposible al gobierno, a través de bloqueos de caminos y de un criminal boicot de fondos externos que debían servir para paliar la situación de millones de ciudadanos que se quedaron sin trabajo y que redujeron sus ingresos por la paralización de las actividades productivas durante varios meses. Los funcionarios masistas que se quedaron en los ministerios no hicieron más que perjudicar la gestión de la emergencia y cumplieron con su cometido de enturbiar la administración de Añez con actos de corrupción que terminaron por defraudar a los electores, cuya decisión fue inclinarse por lo “malo conocido” el pasado 18 de octubre.

 Los trucos del MAS no se detuvieron después de la posesión de Luis Arce. Además de quejarse, se han dedicado exclusivamente a ejecutar una agenda política, a lavar la imagen del cocalero que huyó del país el año pasado, a cobrar venganza contra quienes lucharon por el voto y por la democracia y a tratar de imponer el relato del golpe de estado, del brazo de una justicia que ellos mismos reconocen que está podrida.

En el campo económico, donde Luis Arce asegura ser un mago que reduce el déficit y derrota el desempleo de un plumazo, el gobierno insiste en aplicar medidas intervencionistas, restrictivas y por lo tanto, recesivas, sin tomar en cuenta que la reactivación necesita mayor libertad de los actores económicos. Habla de austeridad, pero no basta con dejar de usar los costosos aviones de Evo Morales, sino de encarar un verdadero proceso de achicamiento del estado que permita bajar la presión fiscal sobre los actores productivos, con quienes se sigue mostrando indolente y abusivo.

En cuanto a la pandemia, las autoridades han estado buscando la forma de ignorarla y minimizarla, seguramente para mantener el discurso del cocalero que ha insistido siempre que todo es un invento de la derecha y una estrategia del imperio para destruir a los más débiles. Con el rebrote llenando de nuevo los hospitales y provocando muerte en las calles, nadie se puede hacer el desentendido o tratar de engañar a la gente con cuentos como el de la efectividad de los curanderos y chamanes.

Para Luis Arce y su gobierno ha llegado la hora de enfrentar la realidad, de asumir la propia responsabilidad, dejar de quejarse y de repartir culpas donde no corresponde. La pandemia requiere de un plan serio e integral que involucre la crisis social y económica que trae aparejadas. El MAS no supo manejar el país en época de bonanza; ahora tendrá que aprender a la fuerza.

Para Luis Arce y su gobierno ha llegado la hora de enfrentar la realidad, de asumir la propia responsabilidad, dejar de quejarse y de repartir culpas donde no corresponde. La pandemia requiere de un plan serio e integral que involucre la crisis social y económica que trae aparejadas. El MAS no supo manejar el país en época de bonanza; ahora tendrá que aprender a la fuerza.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día