Siguenos en:
Martes
 11 de Agosto de 2020
Editorial/Opinión
Editorial
La ingenuidad nos mata
Domingo,  12 de Julio, 2020
La-ingenuidad-nos-mata

Muchos insisten en que Evo Morales huyó del país por culpa de un golpe de Estado. Cobardemente habla de que su vida estaba en peligro, cuando en realidad nadie tenía intenciones de tocarle un pelo y la prueba es que todos sus ministros y parlamentarios han sido tratados con guante de seda, la justicia todavía los mima y tienen la oportunidad de seguir haciendo de las suyas en este país azotado por dos pandemias, la del COVID-19 y la del MAS.

Los ciudadanos que llevaron adelante la rebelión de octubre pecaron por su excesiva candidez al conformarse con ver al dictador tirar la toalla y poner al descubierto el fraude y los 14 años de saqueo y despilfarro. Los líderes de la rebelión se preocuparon demasiado de los detalles legales y de quedar bien con la prensa internacional y se olvidaron de que un león herido es mucho más peligroso.

La prensa se portó complaciente con los líderes del aparato político que quedó funcionando a la perfección dentro del país y con las mismas artimañas criminales que usó siempre. Los partidos y agrupaciones políticas comenzaron su campaña para participar en las nuevas elecciones, pensando que el MAS está dispuesto a competir en igualdad de condiciones y mucho peor, que está preparado para perder y conformarse con ejercer una oposición democrática y civilizada.

De pronto leemos el titular de una nota de prensa que nos desconcierta. Se trata de un diario cochabambino muy serio y respetable, mesurado en sus posturas y que en su momento tildó de “poco democrático” el pedido de renuncia al ex presidente Morales, mucho antes de que los militares y la COB le hicieran la misma sugerencia. Se trata de un diario que animó el diálogo con el MAS, el respeto al funcionamiento de la Asamblea Legislativa y que prácticamente pone las manos al fuego por el Tribunal Supremo Electoral.

“Váyase señora Gobernadora”, dice el contundente título de marras y se refiere a Esther Soria, la primera autoridad del departamento de Cochabamba, quien acaba de saltar al escándalo con una grabación que ahora dice no recordar. En el audio, dirigido a un grupo de facinerosos que han cometido varios actos terroristas en la zona de K’ara K’ara, repite el estribillo masista según el cual el coronavirus es un invento y que duda de la existencia de muertos y enfermos causados por la peste.

En ese documento, no sólo consta que el MAS sigue con su cantaleta sobre la pandemia, sino que continúa ejecutando actos de sedición, alentando la violencia y ensombreciendo todavía más el panorama político, que debiera estar calmo, no sólo porque estamos concentrados en atender la salud de la población, sino porque ya tenemos la certeza de que iremos a las elecciones el 6 de septiembre y por lo tanto, debemos preparar candidaturas, propuestas e ideas para debatir.

Cuando miremos en perspectiva esta etapa de la vida del país, dentro de unos años, nos costará creer que alguna vez tuvimos autoridades de la calaña de Esther Soria. Más increíble será saber que las tratamos con tanta delicadeza y que tardamos años en darnos cuenta de que había que mostrarles la puerta, de que había que enjuiciarlos y asegurarnos de que nunca más vuelvan a ocupar un cargo público. Puede que ese día de reflexión no llegue nunca si seguimos siendo tan ingenuos.

Cuando miremos en perspectiva esta etapa de la vida del país, dentro de unos años, nos costará creer que alguna vez tuvimos autoridades de la calaña de Esther Soria. Más increíble será saber que las tratamos con tanta delicadeza y que tardamos años en darnos cuenta de que había que mostrarles la puerta, de que había que enjuiciarlos y asegurarnos de que nunca más vuelvan a ocupar un cargo público. Puede que ese día de reflexión no llegue nunca si seguimos siendo tan ingenuos.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día