Siguenos en:
Jueves
 12 de Diciembre de 2019
Editorial/Opinión
Editorial
La historia se repite
Jueves,  7  de Noviembre, 2019
La-historia-se-repite-

El conflicto desatado el 20 de octubre nos ha hecho recordar a todos lo ocurrido el 4 de noviembre de 1964, cuando un golpe de estado encabezado por René Barrientos Ortuño acabó con los intentos de perpetuidad de Víctor Paz Estenssoro, quien borró con el codo lo que había logrado a través del proceso revolucionario que había iniciado en 1952. Lamentablemente ese hecho fue el punto de partida de un periodo dictatorial que se prolongó durante 18 años.

Hoy Evo Morales pretende hacer lo mismo y él encarna también la amenaza de la dictadura, tesis y antítesis de un desenlace que puede ser aún más doloroso que esas dos décadas que señalábamos. Lo hemos visto en estos 14 años de instigación al odio y a la violencia y lo vemos hoy en Cochabamba, donde se repite la historia de sadismo y barbarie que se ejecutó en 2007 por orden del líder cocalero.

El prefiere darse el lujo de compararse con Lidia Gueiler Tejada, cuando no sólo tiene amenazada a la democracia e intenta reencarnarse en García Mesa, sino que ya superó al sátrapa, quien sólo llegó a negar una sola vez la expresión del voto ciudadano. Evo Morales no sólo pasó por encima del voto del 21 de febrero de 2016, sino que hoy quiere robarse una elección en la que se metió por la ventana del prevaricato que cometieron sus lacayos del Tribunal Constitucional.

Pero el presidente quiere ir mucho más atrás en la historia. Pretende llegar hasta los tristes episodios de la Guerra Federal (1898-1899), especialmente al que transcurrió en Ayo Ayo, el 24 de enero de 1899, donde se produjo una sangrienta masacre fratricida. Al menos ese hecho histórico tiene como base un proceso insurreccional frente a la oligarquía de aquel entonces. Hoy es el impostor y el falso indigenista el que convierte a sus hermanos en mercenarios a sueldo y los traslada a las ciudades como carne de cañón.

Lo peor de todo es que el régimen intenta replicar fórmulas que ha venido aplicando todos estos años y que son precisamente las que lo han colocado en un sitial de desprecio popular, pues la gente está cansada de la provocación, del estímulo del racismo, del insulto y la descalificación entre bolivianos.

Nos quiere llevar al mismo libreto venezolano, que ya se aplicó en Nicaragua, con un saldo de centenares de muertos, con las mismas consecuencias sociales y económicas y con un saldo lamentable en el irrespeto a los derechos humanos. Afortunadamente hay quienes saben leer bien la historia, interpretan los manuales que han aplicado los dictadores y saben cómo enfrentarlos. En eso, el pueblo boliviano siempre ha sido sabido y jamás ha permitido que la tiranía prevalezca.

Afortunadamente hay quienes saben leer bien la historia, interpretan los manuales que han aplicado los dictadores y saben cómo enfrentarlos. En eso, el pueblo boliviano siempre ha sido sabido y jamás ha permitido que la tiranía prevalezca.