Siguenos en:
Sábado
 21 de Julio de 2018
Editorial/Opinión
Editorial
La gran lección de los médicos
Viernes,  5  de Enero, 2018

Aunque todos sabemos que el Dakar ha pesado más que la salud, los enfermos, los hospitales y los médicos en la reciente decisión del Gobierno sobre el Código Penal, hay que reconocer que los profesionales de la medicina le han dado una lección invalorable de dignidad al país.

No se trata de festejar un triunfo político, el segundo que se anotan los médicos sobre el “proceso de cambio”, sino de destacar la férrea defensa de los derechos que ha ejercido este sector, abanderado de una lucha a la que se sumaron otros grupos que también estaban amenazados por una norma leonina, pero que no reaccionaron con la misma vehemencia o que lo hicieron tardíamente, cuando el conflicto llevaba más de un mes.

Alrededor de esta confrontación Gobierno-médicos se puede hacer una reflexión basada en el principio “el huevo y la gallina”, puesto que no se sabe si el régimen odia a los galenos porque son de los profesionales mejor preparados y organizados del país o es al revés: el alto nivel de formación de los especialistas es lo que impide que el totalitarismo abuse de ellos como ha sucedido con muchos otros sectores que han tenido que ceder, claudicar y humillarse pese a los atropellos y violaciones cometidos.

No nos atreveríamos a concluir que la educación es sinónimo de combatividad, pero lo cierto es que los autócratas, los dictadores y tiranos aman a las masas iletradas, porque son fáciles de adoctrinar y de manipular, de mantener como mendigos, atados a las dádivas del Estado, mientras que un ciudadano formado y competente, con las mejores armas en las manos -el trabajo y el conocimiento-, está capacitado para defenderse de los charlatanes y mentirosos y resulta difícil convencerlo de las trampas que suelen poner los politiqueros.

Entre los muchos problemas que enfrenta el boliviano está la carencia de principios, la ausencia de convicciones; aquí es muy fácil cambiar de bando, ejercer de tránsfuga profesional sin ningún tipo de pudor. Así se fundó esta nación y esa fue la herencia que nos dejaron algunos de nuestros próceres. Otra vez, no sabemos si la educación ayuda, pero los médicos, que estudian mucho, que se actualizan todo el tiempo, que gozan de un gran prestigio en la sociedad y que por lo tanto, tienen un nombre y una reputación qué cuidar, nos han dado una impresionante muestra de integridad, pues en su lugar otros hubieran preferido ceder por Navidad o evitarse la pena de pasar Año Nuevo en con las pancartas en la mano, como sucede frecuentemente con los que calculan muy bien la fecha de sus reclamos para no entorpecer los innumerables festejos que cohabitan con la molestia ciudadana y lamentablemente, con la indiferencia.

En definitiva, los médicos nos han enseñado a ser ciudadanos plenos, a comunicar con habilidad y transparencia sus planteos, a no ceder ante los engaños y responder con altura a las provocaciones. Ellos no son políticos profesionales, no son dirigentes que se pasan el día en las calles o en asambleas puliendo las estrategias de lucha; son simplemente profesionales que saben lo que quieren, con visión y una idea clara de lo que son los deberes y derechos. Ese es el modelo de individuo que hace progresar a un país.

Los médicos no son políticos profesionales, no son dirigentes que se pasan el día en las calles o en asambleas puliendo las estrategias de lucha; son simplemente profesionales que saben lo que quieren, con visión y una idea clara de lo que son los deberes y derechos. Ese es el modelo de individuo que hace progresar a un país.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día