Siguenos en:
Sábado
 17 de Abril de 2021
Editorial/Opinión
Editorial
La apuesta temeraria del MAS
Domingo,  14 de Marzo, 2021
La-apuesta-temeraria-del-MAS

Es iluso pensar que los dirigentes, autoridades y principales referentes del MAS se van a sentar a debatir y analizar los resultados de las elecciones del 7 de marzo y ver en qué fallaron durante estos cuatro meses para corregir y rectificar los errores, de tal manera de responderle al inmenso electorado que se inclinó por los candidatos opositores, muchos de ellos excluidos por el “dedazo” del cocalero.

En realidad, las repercusiones del fracaso obtenido en las urnas ya están produciéndose, pero de otra manera, de la única forma que lo sabe hacer el MAS, es decir, a través de la venganza, el amedrentamiento y el terror que infunden entre quienes piensan distinto y que nuevamente le han hecho saber al régimen que no le tienen miedo.

La gente lo ha vuelto a expresar en las urnas. Quiere democracia y rechaza la dictadura. No quiere persecución ni vendetta, exige que el gobierno se deje de la cantaleta del “golpe de estado” y que se ponga a trabajar por la salud, la reactivación, la justicia y la educación. No lo quiere al cocalero como titiritero de Luis Arce, a quien le reclaman que ponga a prueba su supuesta pericia en el manejo de las finanzas y que deje de quejarse y llorar porque supuestamente Jeanine Añez arruinó el paraíso que él había creado a la manera de un mago que fabrica fantasías. Si tiene todos esos poderes, que los demuestre, la ciudadanía está esperando y por lo visto, ya no tiene paciencia.

Pasadas las elecciones, el Gobierno ha redoblado la apuesta temeraria. Ha incrementado la persecución a los autores del presunto golpe de estado. Y para que le crean, para que todo el mundo se convenza que nadie se puede salvar de las garras del régimen, se ha tirado contra lo más alto de la cúpula militar, contra los comandantes que se negaron a reprimir, cercar y matar de hambre al pueblo como lo exigía Evo Morales y que le sugirieron amablemente que lo mejor era renunciar para que la violencia no se apodere del país. 

Es la manera que tiene el gobierno de comunicarle a la población que nada ha cambiado, que la voz de las urnas poco importa y que ellos siguen teniendo el poder para manipular la justicia e imponer su relato. Para lograrlo van a tener que ir muy lejos. Será necesario meter presos a los jefes militares, a todos los líderes que encabezaron la lucha democrática, a todos los que impidieron que prospere el terrorismo. Y para eso será necesario el concurso de las Fuerzas Armadas y de la Policía, que sumisas, tendrán que cumplir las órdenes de arrestar a sus camaradas. ¿O es que piensan disolverlas y crear milicias como lo planteó el cocalero y lo ratificó recientemente el ex ministro Juan Ramón Quintana?

Para meter miedo y volver a lo de antes, cuando Evo Morales hacía y deshacía en este país y nadie decía nada, tendrán que terminar de destruir la institucionalidad republicana, tendrán que arrodillar nuevamente a la justicia y someter a los nuevos líderes de la oposición, que han obtenido el favor del soberano, porque justamente han prometido no incurrir en la genuflexión de sus antecesores. Lo intentarán, sin duda alguna, pero ya no conseguirán el apoyo popular.

Pasadas las elecciones, el Gobierno ha redoblado la apuesta temeraria. Ha incrementado la persecución a los autores del presunto golpe de estado. Y para que le crean, para que todo el mundo se convenza que nadie se puede salvar de las garras del régimen, se ha tirado contra lo más alto de la cúpula militar, contra los comandantes que se negaron a reprimir, cercar y matar de hambre al pueblo como lo exigía Evo Morales

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día