Siguenos en:
Jueves
 12 de Diciembre de 2019
Editorial/Opinión
Bajo el Penoco
Invencibles
Lunes,  11  de Noviembre, 2019
Invencibles

La primera gran revolución de los millenials se dio en febrero de 2011 en Egipto, donde multitudes de jóvenes se valieron del celular y las redes sociales para derrocar al dictador Hosni Mubarak, quien llevaba

30 años en el poder. Meses antes había ocurrido un fenómeno similar en Túnez, donde cayó el tirano Zine el Abidine Ben Ali, con 23 años de un control férreo del país. Ambas pobladas se desarrollaron sin violencia, simplemente con el uso de videos, de mensajes y publicaciones en Facebook o Youtube. De esa manera derrotaron a poderosos ejércitos, a sindicatos, a grupos elitistas y una gran cantidad de organizaciones enquistadas en los gobiernos. Consiguieron movilizar a la gente, reunir grandes muchedumbres y hacer visible un malestar que estuvo escondido durante décadas. En Bolivia nuestros millenials han demostrado que aprendieron la lección, que se han perfeccionado y nos han regalado una experiencia democrática única.