Siguenos en:
Lunes
 8 de Marzo de 2021
Editorial/Opinión
Editorial
Insólita respuesta ante la emergencia
Lunes,  21  de Diciembre, 2020
Insolita-respuesta--ante-la-emergencia

En los últimos días, como consecuencia del incremento de los casos de Covid-19 en el país, se le ha estado exigiendo una propuesta concreta y coherente al gobierno para enfrentar el rebrote de la pandemia y la respuesta no podía ser más sorprendente. El presidente Luis Arce ha hecho saber que la estrategia es algo muy parecido a un “sálvese quien pueda” y en el peor de los casos, recurrir a la medicina tradicional para que, ayudados por hierbas, ungüentos y pócimas, se pueda superar al temible coronavirus.

La afirmación del mandatario es por demás insólita pues él acaba de retornar de un chequeo médico al que se sometió en un prestigioso hospital de Brasil, donde seguramente no se hizo revisar por curanderos ni chamanes y tampoco le han recetado alguno de esos  brebajes que preparan los médicos tradicionales cuyo campo de acción es limitado e insuficiente cuando se trata de lidiar con un virus tan letal como el que ha puesto de rodillas al mundo.

No se esperaba una reacción tan elemental de Luis Arce, aunque al ver cómo está enfrentando la situación económica, una materia que supuestamente domina a la perfección, es posible anticipar que seguirá recurriendo al dogmatismo, a los cálculos políticos y a las consignas típicas del régimen populista del que fue parte durante 14 años y del que no va a desmarcarse, pese a sus promesas de rectificación que hizo al momento de asumir el cargo.

No somos partidarios de infundir miedo en la población y la pandemia ha tenido más de psicológico que otra cosa, pero no se puede desconocer que los contagios y las muertes están en aumento, hecho que ha obligado a las autoridades de Santa Cruz a decretar la suspensión de las fiestas carnavaleras, medida que da una idea cabal de la intensidad del rebrote al que nos estamos enfrentando. 

Tampoco somos adeptos al radicalismo y creemos que hay que ser cautos a la hora de pensar en el confinamiento rígido que obligue a paralizar la economía, pero en cualquier caso, se necesita contar con un plan bien estructurado, fundamentado científicamente, integral y perfectamente coordinado con las instancias locales, con los servicios de salud y los actores productivos, de tal manera de evitar que los ingresos de las personas vuelvan a caer y obligar al estado a recurrir a subsidios que hieren de muerte a los fondos públicos.

Los médicos del país han alertado de la situación de los hospitales, cuya precariedad sigue siendo la principal característica. No hay suficientes unidades de terapia intensiva ni respiradores para enfrentar una eventual avalancha de pacientes, como sucedió entre marzo y septiembre. La realización de las pruebas es un calvario y la falta de personal sanitario, atacado por el contagio y la falta de condiciones adecuadas necesitan atención urgente. Todo eso y sobre todo, la vida de los bolivianos exigen una reacción más realista y más responsable.

No se esperaba una reacción tan elemental de Luis Arce, aunque al ver cómo está enfrentando la situación económica, una materia que supuestamente domina a la perfección, es posible anticipar que seguirá recurriendo al dogmatismo, a los cálculos políticos y a las consignas típicas del régimen populista del que fue parte durante 14 años y del que no va a desmarcarse, pese a sus promesas de rectificación que hizo al momento de asumir el cargo.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día