Siguenos en:
Miércoles
 26 de Febrero de 2020
Editorial/Opinión
Bajo el Penoco
Habemus división
Jueves,  23  de Enero, 2020
Habemus-division

Todo lo que hace el MAS es motivo de sospechas. Lo que mejor aprendieron es a hacer trampa y se han vuelto expertos en simulación, por eso es que había que tomar con pinzas las noticias sobre el malestar interno provocado por la designación de los candidatos que hizo al cocalero prófugo. Fiel a su costumbre, Evo Morales procedió al calor de sus caprichos y sin consultar a nadie más que a sus secuaces más cercanos. No sorprende la reacción de algunos miembros de su partido, como la presidenta del Senado, Eva Copa o el cocalero Andrónico Rodríguez, que aspiraba a suceder a su mentor tanto en el Chapare como en el cargo que dejó vacante al escapar. La cosa cambia luego de observar lo ocurrido en la Asamblea Legislativa, donde se aprobó la renuncia del ex presidente en medio de peleas e insultos entre masistas. Entre ellos se acusaron de corruptos, se juraron venganza por la muerte del viceministro Adolfo Illanes y también hubo quejas por la supuesta aplicación del rodillo parlamentario y de otras trampas. El descontento de la COB vuelve a ser la yapa que faltaba, como sucedió con la sugerencia de renunciar.