Siguenos en:
Miércoles
 18 de Septiembre de 2019
Editorial/Opinión
Editorial
Golpe de timón imprescindible
Domingo,  18 de Agosto, 2019
Golpe-de-timon-imprescindible

Bolivia no tiene mucho qué festejar sobre lo que está ocurriendo en Argentina, así sea tan grato para el Gobierno el retorno al poder de Cristina Fernández y compañía. La caída del peso argentino, la fuga de inversores y la inflación no son buena noticia para nadie, ni siquiera para los populistas herederos de Perón que hoy quieren aparecer como salvadores, cuando son en realidad los autores de la ruina que viven nuestros vecinos.

Los Kirchneristas perpetraron el mayor acto de saqueo y derroche de la historia, porque podían hacerlo; había dinero de sobra, cosa que no ocurre en la actualidad, por lo que, si no quieren que el barco se hunda, van a tener que dar un golpe de timón en la misma dirección que se encuentra Mauricio Macri o tal vez más. Será la única manera de frenar la desconfianza de la gente y de los inversionistas.

Jair Bolsonaro suele ser muy convincente (el presidente Morales lo sabe bien) y seguramente no hará falta que insista mucho que Cristina Fernández no vuelva a las andadas (o de lo contrario abandonará el Mercosur), pues los peronistas, verdaderos artistas del “camaleonismo político” ya habrán pensando qué color adoptar según las circunstancias que se avecinan.

Cuando Venezuela nadaba en petrodólares y la amistad con Hugo Chávez era muy rentable, Brasil, Argentina y los demás miembros de la gavilla populista sudamericana se dieron el lujo de aislarse, hacer negocios en el vecindario y tirar por el trasto mercados vitales como el europeo o el norteamericano.

Venezuela se ha vuelto una carroña económica que sólo les interesa a chinos y rusos para sentar una suerte de colonia del siglo XXI en las tierras de Bolívar (ojalá no resucite porque se vuelve a morir). Brasil y el rumbo que adoptó Macri fueron los responsables del histórico acuerdo del Mercosur y la Unión Europea y con Bolsonario nadie cuente si no está dispuesto a abandonar la necrofilia ideológica que ha estado dominando el escenario continental. 

En lugar de pensar en festejar a partir del 20 de octubre, cualquiera sea el ganador, tendrá que ponerse manos a la obra para reencaminarse en cualquier dirección menos en la que hemos estado en estos 13 años. Será como empezar de cero, pues los bolsillos ya no están rebosantes, la industria del gas necesita una reconstrucción y habrá que buscar plata de donde sea, sobre todo ahora que estamos atravesando el peor año de la inversión extranjera en el país desde 2006.

Estamos en el último lugar del continente, sin contar Venezuela, país que ya no conviene ni mencionar, pues cada vez que lo hacemos, los capitales hacen asociaciones muy peligrosas y salen volando. No sólo se trata de abandonar ese rancio discurso socialista, anticapitalista y antiyanqui, sino de ponerse a trabajar para restaurar la seguridad jurídica y las condiciones que necesitan los inversionistas para evitar que tomemos el rumbo del despeñadero.

Estamos en el último lugar del continente en inversiones extranjeras, sin contar Venezuela, país que ya no conviene ni mencionar, pues cada vez que lo hacemos, los capitales hacen asociaciones muy peligrosas y salen volando.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día