Siguenos en:
Martes
 19 de Noviembre de 2019
Editorial/Opinión
Bajo el Penoco
Explica y complica
Jueves,  20 de Junio, 2019
Explica-y-complica

Nadie mejor que la Fiscalía General del Estado sabe cómo trata el régimen a los opositores que cometen el más mínimo error. Es la entidad encargada de judicializar la política y soquetear de juicios a cualquiera que se le ponga el frente al “proceso de cambio”. Alguien que ejecuta un trabajo “quirúrgico” debería ser algo más cuidadoso, para disimular al menos. Nos referimos al fiscal general, Juan Lanchipa, quien no sólo está bajo sospecha de incurrir en nepotismo, sino que no halla la forma de justificar el abultado patrimonio de su hija, Vania Lanchipa, quien declaró un patrimonio de más de cuatro millones de bolivianos, pese a su corta trayectoria como funcionaria pública. Su padre argumentó que ese monto corresponde a una casa que les regaló a sus tres hijas, por lo que nada más debía declarar un tercio. Falta aclarar sobre el origen del dinero usado para la adquisición de ese inmueble, pero eso es cosa menor para la Contraloría que ha aceptado esas confusas explicaciones.