Siguenos en:
Sábado
 10 de Abril de 2021
Editorial/Opinión
Editorial
El país de Luis Arce
Domingo,  24  de Enero, 2021
El-pais-de-Luis-Arce

Se equivocaron los que esperaban un discurso distinto al que se repitió durante 14 años en el aniversario del Estado Plurinacional. Luis Arce respetó a rajatablas la fórmula de Evo Morales, consistente en hablar casi exclusivamente del pasado, aunque el cocalero tenía 500 años para explayarse y el ex ministro de Economía ha adoptado la manía de referirse exclusivamente al periodo transitorio de once meses que condujo Jeanine Añez, algo que puede resultar patético.

¿Por qué lo hace si sabe que no recibirá más que críticas? Porque Luis Arce, al igual que Morales sólo gobierna para una parte del país, que sigue insistiendo en la tesis del golpe de estado y la que considera que el MAS lo estaba haciendo muy bien antes de la sublevación popular de octubre de 2019.

Esa porción de bolivianos no se acogió a la cuarentena el año pasado. Recordemos que el aislamiento sólo lo respetaron los ciudadanos que trabajan en el sector formal, los que estudian, los que pagan impuestos, los que están bajo la regulación del estado y pueden ser obligados a cerrar sus negocios.

La gente del campo siguió con sus actividades normales, los mercados no paralizaron, las ferias tampoco y todo ese sector de la economía ilegal para el que también gobierna el MAS -y lo hace a la perfección-, es decir, contrabandistas, cocaleros (y ramas afines) continuó con su vida y sus negocios, pues hasta los movimientos sociales, que viven de bloquear, de dinamitar y de mantener a raya al otro país, hicieron de las suyas en plena pandemia, sin importar los contagios, los muertos o la urgente necesidad de llevar suministros a los hospitales,

Los que le tenemos miedo al Coronavirus, los que creemos que la salud y la vida de las personas es importante y los que consideramos que el Estado debe ocuparse de una sola prioridad, no entendemos cómo puede haber un sistema político que desdeña abiertamente esos valores y permite que los chicos se queden sin escuela, que no le importa si los hospitales tienen suficiente personal e insumos y se empeña en continuar haciendo campaña electoral e ir a elecciones sin medir los riesgos que ello implica.

 A nosotros nos puede parecer extraño, pero esa gente cree en el poder del chuño para curar el Covid-19, acepta la tesis de que la pandemia ha sido un invento del imperio y que las hierbas medicinales son capaces de hacer lo que no han logrado hacer la ciencia. Nos puede parecer ridículo que nos pidan aguantar y perderle el miedo al virus, pero ellos son especialistas en soportar la pobreza, la demagogia, las mentiras y están curados de tanto populista que les ha prometido sacarlos del pozo en el que se encuentran.

Una parte del país quiere tener un estado que organice las cosas, que se ocupe de los aspectos importantes, que impulse la producción y sea capaz de promover la prosperidad de los ciudadanos. La otra parte sólo pretende que los dejen en paz, que el gobierno los deje trabajar sin importar las circunstancias.

Tal vez deberíamos aprender algo de ellos, especialmente de su reticencia a que los políticos les metan la mano en el bolsillo.

Una parte del país quiere tener un estado que organice las cosas, que se ocupe de los aspectos importantes, que impulse la producción y sea capaz de promover la prosperidad de los ciudadanos. La otra parte sólo pretende que los dejen en paz, que el gobierno los deje trabajar sin importar las circunstancias. Tal vez deberíamos aprender algo de ellos, especialmente de su reticencia a que los políticos les metan la mano en el bolsillo.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día