Siguenos en:
Martes
 11 de Agosto de 2020
Editorial/Opinión
Editorial
Decisión salomónica
Martes,  14 de Julio, 2020
Decision-salomonica

La determinación del Ministerio de Educación de eliminar los aplazos en el 2020 y disponer del ascenso automático (sin exámenes) de los maestros de escuelas públicas, podría calificarse como una decisión salomónica aunque con una gran diferencia. El rey Salomón no logró cortar al bebé que se disputaban dos mujeres, pues una de ellas saltó a gritos en defensa de su hijo. Lamentablemente, en Bolivia no hay quién salga en defensa de la educación y la espada de la indolencia ha vuelto a penetrarla sin contemplaciones.

Sin embargo, hay que entender la situación de nuestras autoridades. El desafío de la educación digital obligada por la cuarentena nos ha rebasado. Muy pocos la conocen, casi nadie la comprende, los profesores están años luz de alcanzar un nivel mínimamente aceptable en el manejo de las nuevas tecnologías y métodos virtuales y para colmo, la brecha digital en Bolivia es abismal. Si consideramos desastrosa la herencia que nos dejó el cocalero en materia de salud, lo que ocurre en el campo de internet es peor todavía. El satélite fue puro cuento, las escuelas no tienen el servicio, la conexión es una de las más caras del mundo y obviamente, sólo una pequeña élite puede acceder a las redes que se necesitan para llevar adelante las clases a distancia.

El panorama de la educación en el país es bastante turbio, no sólo por los problemas que apuntamos arriba, sino porque la situación está adquiriendo ribetes políticos bastante pronunciados. El magisterio, un sindicato que responde a los intereses del MAS, ha comenzado a agitar el ambiente. No conformes con una inactividad (con goce de haberes) de más de cuatro meses, usando todas las excusas posibles, están presionando al Ministerio con demandas de todo tipo, claramente dirigidas a provocar el fracaso del año escolar y forzar una suspensión del año lectivo.

La politización ha rozado también al sector privado, con la generación de una corriente de opinión favorable al descuento del 50 por ciento en el pago de las pensiones. Esta postura demagógica impulsada por sectores masistas, amenaza con obligar al cierre de miles de colegios que sí han estado funcionando durante la pandemia, que han hecho esfuerzos por acelerar la transformación digital y que están enfrentando una mora gigantesca producto de las dificultades económicas de las familias. Recordar sus ingresos a la mitad significaría condenarlas a la muerte, algo que no le importaría en lo más mínimo a quien jamás ha pensado en la educación que está urgido de votos para las próximas elecciones.

La decisión de eliminar los aplazos no es la mejor, pero podría ayudar a descomprimir el panorama de la educación boliviana, que enfrenta alternativas mucho peores, la clausura del año y el asesinato de la educación privada, que podría dejar a más de un millón de estudiantes en el limbo, justamente como están hoy los chicos de las escuelas fiscales. La gran incógnita es el año 2021. ¿Seguiremos cantando el tango Cambalache?: “Todo es igual, nada es mejor, lo mismo un burro que un gran profesor. No hay aplazaos ni escalafón, los inmorales nos han igualao...”

La decisión de eliminar los aplazos no es la mejor, pero podría ayudar a descomprimir el panorama de la educación boliviana, que enfrenta alternativas mucho peores, la clausura del año y el asesinato de la educación privada, que podría dejar a más de un millón de estudiantes en el limbo, justamente como están hoy los chicos de las escuelas fiscales.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día