Siguenos en:
Domingo
 26 de Enero de 2020
Editorial/Opinión
Editorial
De huésped ilustre a arrimado incómodo
Lunes,  23  de Diciembre, 2019
De-huesped-ilustre-a-arrimado-incomodo

El dirigente cocalero decidió huir del país convencido que sería fácil recuperar el poder y en gran parte tenía razón al pensar de esa manera. Durante 14 años su régimen fue muy eficaz en la construcción de un mito que convenció a medio mundo y la prueba es que en casi todos los ámbitos se impuso la tesis del golpe de estado. Para él fue fácil conseguir que un país de la talla de México le brinde un asilo de lujo, con grandes comodidades, espacios en medios de comunicación y prerrogativas para hacer y decir lo que quisiera. 

Como buen socialista depositó toda su confianza en la propaganda, mucho más en estos tiempos en los que el relato suele ser más importante que los hechos. Mientras tanto, los bolivianos que hicieron posible la derrota de la dictadura y que hacen grandes esfuerzos por restituir el orden democrático todavía reciben críticas desde todas direcciones, sin importar el fraude monumental cometido por Evo Morales, las muertes que provocaron sus estrategias terroristas o las incitaciones que hizo a matar de hambre a los habitantes de las principales ciudades bolivianas. 

Cuando el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador se apresuró a cobijar al ciudadano de Orinoca, aún no se había conocido el informe final de la auditoría que la OEA hizo de las elecciones del 20 de octubre. Nadie pensaba entonces, que el organismo multilateral a la cabeza del uruguayo Luis Almagro mantendría la vehemencia con la que actuó contra los delitos electorales cometidos por el régimen de Morales. Hasta hoy todavía sorprende la férrea defensa que ha hecho de la democracia, aspecto que fue destacado con mucha elocuencia por el premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa. 

Una vez cobraron fuerza los hechos, especialmente aquel audio en el que Evo Morales actuaba como el capo de un cártel que le daba órdenes criminales a uno de sus secuaces, la situación comenzó a cambiar, en tanto que el asilado no paraba de repetir mentiras, divulgar videos falsos y mostrar su talante autoritario en las cadenas internacionales. El huésped ilustre se volvió incómodo y sorpresivamente abandonó México sin dar ninguna explicación. En Cuba pasó algunos días esperando el juramento del argentino Alberto Fernández, quien también pecó de ligereza al ofrecerle refugio sin condiciones.

Desde ese momento, ha corrido un turbión mucho más intenso debajo del puente, lo que deja en claro que hay una fuerte corriente de opinión internacional que no ve con buenos ojos el papel que quiere asumir Evo Morales en Argentina y mucho menos el rol de auspiciante de las aventuras desestabilizadoras que pretende encarar el nuevo gobierno peronista. 

Los pronunciamientos de los presidentes de Estados Unidos y de Brasil, que advierten de las actividades sediciosas de Morales y que lamentan el patrocinio argentino, son como para generar preocupación en la Casa Rosada, a no ser que la intención sea complicar aún más la delicada situación en la que se encuentra el país con los enormes desafíos económicos y las deterioradas relaciones con las dos naciones más poderosas del continente. La cereza en la torta la acaba de poner la Unión Europea con una posición tan contundente como la de la OEA sobre el fraude ocurrido en Bolivia.

Los pronunciamientos de los presidentes de Estados Unidos y de Brasil, que advierten de las actividades sediciosas de Morales y que lamentan el patrocinio argentino, son como para generar preocupación en la Casa Rosada, a no ser que la intención sea complicar aún más la delicada situación en la que se encuentra el país.