Siguenos en:
Martes
 11 de Agosto de 2020
Editorial/Opinión
Editorial
Alternativas y paradojas que trae la crisis
Lunes,  13 de Julio, 2020
Alternativas-y-paradojas-que-trae-la-crisis

Las empresas más exitosas de la última década, algunas de las fortunas más grandes y los aciertos económicos más notables surgieron de la crisis financiera de 2008, una de las peores de la historia. Amazon, Uber, Airbnb, Virgin América, Alibaba, Tesla, Jeff Bezos, Jack Ma, Carlos Slim, Richard Branson, Elon Musk, son solo algunos de los nombres de compañías y personajes que se hicieron famosos por apostar en medio de la tormenta, por aprovechar las oportunidades que surgieron  en un contexto de aflicción y por ocupar los espacios que dejan los que se rinden, los que no se levantan del fracaso y los que quedan obsoletos en un mundo que cambia a un ritmo vertiginoso.

China es el mejor ejemplo entre los países que explotaron la crisis como catapulta al éxito y lo hizo con las mismas armas que usaron los hombres mencionados arriba, es decir, el conocimiento, la tecnología, la innovación y el ingenio humano, elementos que colocaron a la nación asiática a la cabeza del planeta en tiempo récord y sin disparar ni un solo tiro.

Precisamente, el despegue chino y el de otras naciones emergentes, le hicieron “caer del cielo” la oportunidad más valiosa que haya tenido América Latina en su historia. Los precios de las materias primas se multiplicaron por cinco, los ingresos “llovían” desde todas direcciones y los Gobiernos tenían la plata que siempre habían soñado para superar los problemas, para eliminar las desigualdades y dejar de lado los lamentos y esa tendencia patológica de culpar a otros por las desdichas y los errores propios.

Tal vez no haya otro antecedente que pueda igualar a lo que ocurrió en nuestro continente durante este periodo de bonanza, que coincidió con el auge de líderes y regímenes que supuestamente eran los mejores para aprovechar la riqueza, generar mejores canales de distribución y fomentar el desarrollo equilibrado. Ya teníamos la amarga experiencia de los años 70 con el apogeo de los petrodólares que fueron manejados por dictaduras militares y élites de derecha, pero lamentablemente esta vez el resultado fue peor y estamos pagando las consecuencias en el peor momento, en las circunstancias más difíciles en las que nos pone la pandemia.

El riesgo mayor no es que dejemos de ver las oportunidades que nos brinda la crisis (eso sería mucho pedir) o que no sepamos manejar con inteligencia la situación, sino que decidamos agregar más leña al juego, que nos dejemos llevar por las tendencias populistas que están resurgiendo pese al estrepitoso fracaso reciente. Imaginemos lo que son capaces de hacer con la crisis, si en época de vacas gordas fueron responsables de generar escasez.  

Pese a que no dijeron mucho y acordaron muy poco, la reciente visita del presidente mexicano Manuel López Obrador a Donald Trump, no deja de brindar alguna esperanza de que algo de luz pueda estar surgiendo en América Latina, cegado históricamente por el dogmatismo, la leyenda negra y la demagogia.

El riesgo mayor no es que dejemos de ver las oportunidades que nos brinda la crisis (eso sería mucho pedir) o que no sepamos manejar con inteligencia la situación, sino que decidamos agregar más leña al juego, que nos dejemos llevar por las tendencias populistas que están resurgiendo pese al estrepitoso fracaso reciente. Imaginemos lo que son capaces de hacer con la crisis, si en época de vacas gordas fueron responsables de generar escasez. 

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día