Siguenos en:
Lunes
 3 de Agosto de 2020
Santa Cruz de La Sierra www.booked.net
+23°C
Parcialmente soleado
Economía
Según datos del gobierno y el economista Germán Molina
Sobregiro de Bs 18.039 millones harían inviable pronta reactivación
Demora. El programa nacional de reactivación del empleo (PNRE) aprobado por Decreto Supremo N.º 4272, hasta hoy no arranca.
Martes,  14 de Julio, 2020
Sobregiro-de-Bs-18.039-millones-harian-inviable-pronta-reactivacion
Ref. Fotografia: Santa Cruz. Los motores se encendieron pero la economía desnuda necesidades.

El sobregiro de Bs18.039 millones que, el anterior Gobierno de Evo Morales, heredó como un gran hueco financiero en el Tesoro General de la Nación (TGN), es considerado por el economista Germán Molina, como una de las trabas que haría inviable la puesta en marcha del Programa Nacional de Reactivación del Empleo (PNRE). El plan aprobado, el pasado 23 de junio, por Decreto Supremo N.º 4272, luego de 21 días, no tiene siquiera las normativas reglamentarias para poner en marcha su ejecución. 

Para reactivar la economía no hay otra manera que inyectar capital. Y en circunstancias donde la pandemia del coronovirus ha provocado un shock en la oferta y la demanda, solo el Estado, a través del TGN, puede implementar mecanismos de salvataje a las empresas para preservar el empleo y en el mejor de los casos reactivar el empleo. En ese contexto, Molina señala que, si bien el PNRE del Gobierno anticipó una inyección de Bs30.000 millones, dicha previsión se verá mermada con el hueco financiero como efecto del sobregiro de Bs18.000 millones. Además, menciona que hay una deuda flotante (gasto público ejecutado y no pagado al sector privado del sector construcción) de Bs2.000 millones. 

“Ambas obligaciones hacen alrededor de Bs20.000 millones, que si deciden honrar el total de estas obligaciones sólo contarían con un saldo neto de Bs10.000 millones, para destinar a la reactivación económica”, argumenta el economista.
 
Incierto destino del sobregiro. El Gobierno denunció, este lunes, que el 56,5 % (Bs10.137 millones) de los Bs18.039 millones de sobregiro gastados, en la gestión del expresidente Evo Morales, fueron sacados de las empresas públicas y el Órgano Ejecutivo; se desconoce el destino de esos recursos.

El viceministro del Tesoro y Crédito Público, Carlos Schlink, señaló que del total de los recursos gastados en el Gobierno del MAS, Bs6.599 millones (36,5 %) fueron sacados de las empresas estatales; Bs3.652 millones (20 %) de las instituciones públicas descentralizadas; Bs3.538 millones (20 %) del Órgano Ejecutivo y Bs3.056 millones (17 %) del Tesoro General de la Nación (TGN).

En tanto, indicó que Bs1.192 millones (6,5 %) corresponden a instituciones financieras no bancarias del nivel central del Estado y del nivel territorial, el Órgano Electoral, el Órgano Judicial y el Tribunal Constitucional.

Ante esto, Schlink cuestionó y pidió al exministro de Economía y candidato presidencial del MAS, Luis Arce, que especifique cuál fue el destino de esos recursos públicos.

"Habría que preguntarle al candidato Arce en qué se gastó esta plata. Estamos mostrando aquí la prueba del sobregiro, del gasto, pero no sabemos específicamente en qué se gastó esa plata y es la investigación que tendrán que hacer las nuevas autoridades", manifestó.

El exministro de Economía Luis Arce Catacora y candidato del MAS, no pudo ser contactado por El Día, sin embargo, en un boletín dijo que se utiliza a su partido para culparlo sin pruebas, y así tratar de desviar la atención de los medios de comunicación y la opinión pública, de los verdaderos problemas que está atravesando el país, entre ellos el desempleo, la falta de ingresos, y la corrupción, principalmente.

Una recesión a la vista. Molina señala que Bolivia va camino a la recesión desde el 2014 que comenzó a registrar problemas de desequilibrio externo (balanza comercial deficitaria) y desequilibrio interno (déficit fiscal) que fue agudizándose hasta octubre 2019 por el fraude electoral y profundizándose la crisis por la pandemia del COVID-19.

“A pesar del programa de reactivación, aprobado recientemente por la Presidente Áñez, la economía boliviana ingresó en recesión con deflación de precios, y las medidas económicas buscan atenuar el efecto de la crisis que vivimos”, finaliza. 

Por otra parte, menciona el experto que el PNRE tiene las restricciones de tiempo porque tiene menos de dos meses hasta el 6 de septiembre del 2020. Argumenta que su ejecución requiere la aprobación de reglamentos, procedimientos administrativos, funcionamiento de la burocracia estatal de forma eficiente e identificada con la actual gestión gubernamental, además de la falta de disponibilidad oportuna de los recursos.

14 Años
Luego de ese periodo se anticipa una recesión económica.