Siguenos en:
Martes
 12 de Noviembre de 2019
Portafolio
Empresariado de La Paz y Cochabamba rechaza el alza salarial y pide medidas compensatorias
El sector privado cochabambino pidió al Gobierno una 'reunión urgente' para tratar dichas medidas
Jueves,  2 de Mayo, 2019
Empresariado-de-La-Paz-y-Cochabamba-rechaza-el-alza-salarial-y-pide-medidas-compensatorias
Ref. Fotografia: La reunión entre representantes de la patronal privada y el presidente Evo Morales, el martes. Foto: Bolivia TV.

Los empresarios privados de La Paz y Cochabamba rechazaron este miércoles el incremento salarial de este año y pidieron al Gobierno aplicar "medidas compensatorias" que mitiguen el deterioro constante de las capacidades productivas e incentiven el fortalecimiento del sector privado.

El presidente de la Federación de Empresarios Privados de La Paz (FEPLP), Jaime Ascarrunz, expresó su preocupación por los aumentos de los salarios acordados por el Gobierno y la Central Obrera Boliviana (COB), sin tomar en cuenta el índice de inflación y la productividad y cediendo a las presiones del sector laboral que distorsiona una "adecuada" política salarial.

"Es importante que el Gobierno en compensación de estas medidas otorgue medidas de fomento para fortalecer a la empresa privada", aseguró Ascarrunz.

En tanto, la Federación de Entidades Empresariales Privadas de Cochabamba (FEPC) calificó, mediante un comunicado, de "desproporcionado" el aumento salarial a la realidad económica de esa región y pidió al Gobierno una "reunión urgente" para tratar "medidas compensatorias" que mitiguen el deterioro constante de las capacidades productivas.

En la mañana, el presidente Evo Morales promulgó el Decreto Supremo 3888 que establece un aumento del 4% al haber básico y del 3% al salario mínimo nacional, que ahora llega a Bs 2.122.

La puesta en vigencia de dichos incrementos se dio tras llegar a un acuerdo anoche con el ente matriz de los trabajadores, que terminó aceptando la propuesta gubernamental pues a inicios de abril planteó un alza del 12% al haber básico y del 10% al salario mínimo.

El empresariado cochabambino manifestó que se advirtió de los grandes riesgos que representa "sobrecargar" al sector productivo con más incrementos y otros beneficios laborales por los efectos negativos en la competitividad.

"La imprudencia con la economía resta y restará posibilidades de generación de empleo y deteriora el aparato productivo nacional con severas afectaciones a la competitividad regional y nacional", indicó dicho gremio.

Para el presidente del empresariado paceño el panorama es muy preocupante porque no se podrá satisfacer la demanda de empleo de las nuevas generaciones de profesionales que deben insertarse al mercado laboral y de los trabajadores jóvenes para que sean parte de la población económicamente activa en fuentes de trabajo formal.

Ascarrunz aseveró que la falta de una negociación tripartita desequilibró la negociación en desmedro del sector privado que genera empleo. Detalló que este resultado significa un gasto real de aumento básico de aproximadamente del 7% tomando en cuenta las cargas sociales y previsiones necesarias.

En esa línea, la FEPC sostuvo que se sienten excluidos en la construcción de una economía estable por la decisión de beneficiar a un solo sector.