Siguenos en:
Domingo
 8 de Diciembre de 2019
Portafolio
Salud y educación, afectados
La anarquía se apodera de Cuatro Cañadas
Crisis. La entrega de desayuno escolar es irregular desde hace 2 años. Alcaldesa no dimite.
Sábado,  9  de Febrero, 2013
La-anarquia-se-apodera-de-Cuatro-Canadas
Ref. Fotografia: Atención. Los problemas entre los municipales y los propios pobladores, afectan a los enfermos.

El conflicto municipal que se vive en Cuatro Cañadas ha afectado a los servicios públicos del lugar. Salud y educación atraviesan cuadros críticos.

La falta de ítems, desayuno escolar, laboratorios quirúrgicos, insumos y equipamientos, son algunas de las deficiencias con la que los pobladores de esta localidad tiene que lidiar día a día, en un municipio que con su desorden sobre la carretera bloquea el paso de Santa Cruz a la Chiquitania.

Comunarios instalaron una vigilia en las afueras de la Alcaldía, Concejo Municipal y el módulo policial, después de los enfrentamientos registrados días atrás con los uniformados. Los lugareños exigen la renuncia de la alcaldesa Dominga Fernández.

Atenciones. Desde hace dos años, los estudiantes no cuentan con el desayuno escolar, la aulas en los establecimientos educativos están deterioradas y faltan ítems para los maestros, aseguraron los padres de familia. "Nuestros hijos estudian como pueden, no hay las condiciones, falta construcción de colegios, las obras están a medias", dijo una de las dirigentes vecinales.

En tanto, en el microhospital de Cuatro Cañadas, faltan insumos y medicamentos. Otro de los males en el centro de salud es el salario retrasado a los trabajadores. "Nos deben como dos meses de sueldo y aquí ninguna autoridad se manifiesta , nadie nos dice nada", dijo una enfermera que no quiso identificarse por temor a represalias en su contra.

Al igual que las quejas en el sector salud y educación, los transportistas del lugar piden la pavimentación del municipio, ya que no cuentan con ninguna sola calle ni avenida principal asfaltadas.

Sobre estas necesidades, el dirigente vecinal, Néstor Molina, criticó a la burgomaestre por no tomar acciones inmediatas, pese a tener los recursos económicos para proceder. "Cuando no éramos municipio recibíamos como medio millón de bolivianos, ahora recibimos cerca de 40 millones d bolivianos y no tenemos nada", subrayó el dirigente, que impulsa la medida de protestas de los pobladores.

Movimiento político. En tanto, Dominga Fernández insiste en que las movilizaciones en su contra son políticas. “Estamos haciendo obras, pero no podemos terminar en poco tiempo, ellos ahora solo quieren mi renuncia”, dijo la alcaldesa, quien se encuentra en la capital cruceña para resguardar su integridad física, ya que el pasado miércoles los pobladores quemaron su domicilio en Cuatro Cañadas como medida de protesta.

La burgomaestre asegura que no renunciará al cargo municipal y amenaza con acciones legales en contra de los mismos pobladores que en un principio durante su campaña la acompañaron.