Siguenos en:
Lunes
 21 de Octubre de 2019
Economía
Enfoque Internacional
Bolivia: ¿demandar y negociar con Chile?
Martes,  11  de Febrero, 2014

Con una doble estrategia: negociar y demandar, el presidente de Bolivia, Evo Morales, quiere sostener la "hoy precaria" relación bilateral, agotada por el duro lenguaje empleado y la demanda planteada ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), para que dicho tribunal obligue a Chile a negociar el cómo de una salida soberana al Océano Pacífico, y que esta nación concurra de buena fe a dicha negociación. El mensaje no ha dado margen a ninguna duda: la preferencia es la demanda, y para ello ya tienen muy adelantada la memoria -que contiene la demanda propiamente tal- y que deberá ser entregada en La Haya el próximo 17 de abril. En una reciente reunión con expresidentes y excancilleres altiplánicos se debatieron todas las opciones posibles de La Paz, y el mandatario optó por dejar abierto un angosto canal de diálogo, una vez asuma la electa presidente Michelle Bachelet, y a su vez ir enriqueciendo los fundamentos de su alegato, tomando algunos componentes que están referidos en la sentencia de la CIJ, sobre la demanda de Perú en contra de Chile.

La dualidad no tiene un buen pronóstico, en atención que una vez interpuesta la demanda, es muy difícil sostener un diálogo que vaya en la misma dirección: salida soberana al mar.

A diferencia del Perú, existe un nítido Tratado de Paz y Amistad de 1904, donde se fijaron las fronteras de los dos países y se establecieron las condiciones de ejecución, entre otras, las facilidades portuarias, tránsito de mercaderías y un tren que une Arica y La Paz, que no deja lugar para interpretaciones.

Evo Morales, aún no declara inexistente el Tratado. Sin embargo, sostiene que fue impuesto, es ilegítimo, es injusto y ha sido incumplido por Chile. Suponen, que es posible que bajo los mismos argumentos "creativos" la CIJ, se pronuncie de modo favorable a sus pretensiones, que están basadas en lo que han denominado el "derecho expectaticio", es decir, mostraran documentos, donde Chile se ha allanado a encontrar fórmulas para una salida al Pacífico.

Chile deberá tomar dos medidas urgentes: la primera la confirmación del agente y preparar todos los argumentos que tal como ocurrió en la demanda del Perú, el antecedente menos pensado, puede orientar una sentencia del máximo tribunal. Estas serán parte del conjunto de prioridades que tendrá la nueva administración una vez asuma el poder el 11 de marzo. Y resolver una pregunta: ¿se puede estar demandado y a la vez negociar?