Siguenos en:
Martes
 11 de Agosto de 2020
Santa Cruz de La Sierra www.booked.net
+23°C
Parcialmente soleado
OPINION
Tribuna
La cultura de la legalidad y de la democracia
Viernes,  24 de Junio, 2016

Por qué es importante la cultura de la legalidad en las sociedades contemporáneas? Por la sencilla razón que debe haber respeto y sujeción al marco normativo porque este regula la convivencia social y es el fundamento indispensable de una cultura cívica. A una sociedad se observa y cataloga a través de sus valores éticos y morales que son el fiel reflejo de sus habitantes en el diario vivir. 

La aplicación de las leyes no puede estar sujeta a un factor discrecional, contubernio aciago o presión política o económica de conveniencia partidaria o grupos de “choque” que navegan nauseabundamente en las garras del poder temporal y pasajero. Tampoco puede haber una interpretación casuística para cada causa en particular cerrando los ojos al principio esencial de ampliar lo favorable y restringir lo odioso en materia procesal.

Para respetar la ley hay que tener cultura educativa para someterse a ella. Ser un buen ciudadano significa analizar los beneficios claros que genera el sometimiento a las leyes porque impone orden y respeto a la convivencia social con la garantía judicial correspondiente. Las instituciones civiles creadas por el ser humano tienen la facultad de exigir a los políticos el cumplimiento de las promesas ofertadas en las campañas electorales porque así basarán su confianza interpersonal y sostengan con su apoyo y credibilidad a la cultura política en su país.

La ley hay que aplicarla correcta y honestamente con pruebas plenas en la decisión de las causas que se suscitan ante los tribunales competentes porque de lo contrario se envilecen las Instituciones jurídicas creadas para tal efecto y será más gravoso económica y socialmente para las personas generando las acostumbradas manifestaciones en contra de los aplicadores de la ley. Hay que respetar y desarrollar la cultura de la pluralidad democrática a través de la participación de los diferentes Partidos políticos y Organizaciones sociales que pueden tener otros y mejores Programas y proyectos políticos, sociales y económicos para el bien colectivo.

Por lo tanto, no se los puede amedrentar con procesarlos indebidamente y sin pruebas o violentando otras leyes o Tratados Internacionales que le dan protección porque esto sería terrorismo de estado al mejor estilo de los cavernarios y secuaces del poder político. En la historia de los países latinoamericanos por el atosigamiento lacerante que ha habido, la rebelión colectiva ha sido por buscar el equilibrio social y mejores días de subsistencia humana. Ello ha hecho, que muchas veces las minorías se conviertan en mayorías y con sus acciones populares se confronten con los que ostentan transitoriamente el poder y les quita el derecho a vivir plena y dignamente. La lucha es constante para seguir adquiriendo más derechos pero, en el marco de lo que pueden cumplir los gobiernos.

La historia es nuestra, y la gente debe entender que las cosas no caen repentinamente del cielo como el maná que alimentaba a los israelitas de los tiempos bíblicos, sino que también hay que poner toda nuestra capacidad y esfuerzo para trabajar en conjunto con los gobernantes y engrandecer el Estado; de esa forma, se cumple el principio constitucional del ejercicio del poder democrático y derecho ciudadano en los poderes públicos, cuya independencia, separación y cooperación son la base de todo gobierno democrático.

Acerca del autor:
Pablo-Gutierrez-Urgel---
Pablo Gutiérrez Urgel
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día