Siguenos en:
Martes
 18 de Diciembre de 2018
Política
La Ley está dada pero el bulto más pesado no ha sido aún levantado
Municipios en status quo por conflictos territoriales
Suspenso. Todos esperan los resultados del Censo para el 31 de julio. Se viene el conflicto.
Lunes,  22 de Julio, 2013
Municipios-en-status-quo-por-conflictos-territoriales
Ref. Fotografia: Ilustración: David Díez Canseco

La lucha por el territorio y su población es tan añeja como la misma humanidad. La historia refleja cientos de guerras, con penosas pérdidas humanas en torno a los conflictos limítrofes. Esta es la antesala de una realidad latente luego de que el país en su política de redistribución de recursos y escaños parlamentarios supeditara el reparto de los ingresos de coparticipación tributaria a la territorialidad y  el número de población, por lo que los resultados del Censo 2012 que deben ser entregados hasta el 31 de julio por el Instituto Nacional de Estadística (INE), son codiciosamente esperados por las entes subnacionales y autónomas del país.  

"Nunca antes los datos del Censo habían tardado tanto. Es algo que sucede inexplicablemente. Aparte de los efectos de la redistribución de escaños y la necesidad de repartir los recursos bajo un pacto fiscal, primero está el caso de los límites. A pesar de que hay una Ley, la misma no ha sido todavía aplicado, veo muy difícil que los municipios resuelvan el próximo año", señaló Iván Arias, experto en temas municipales.

Altos índices de problemas. El gobierno central al aprobar la nueva Ley Nro 339 de Delimitación de Unidades Territoriales (conocida como ley de límites) traspasó toda competencia y responsabilidad a los municipios para que resuelvan a su turno sus conflictos limítrofes detectados en el 95% de los 339 municipios existente en el país. Y estos mantienen en statu quo (suspenso) todo intento de conciliación y resolución del conflicto hasta que el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) oficialice los resultados del Censo 2012, compromiso público de hacer efectivo hasta el 31 de julio de este año.

Los únicos municipios que mantiene subsanados su situación son aquellos de reciente creación y en mínima proporción algunos que han avanzado satisfactoriamente en la resolución de sus conflictos de territorialidad. "Salió la Ley, pero hace falta la reglamentación de la norma. El trabajos es aún muy lento porque así lo exige la coyuntura. Es un tema muy complicado, nadie quiere tocar este problema que parece un hormiguero", señaló Juan Carlos León, Presidente de la Federación de Asociaciones Municipales (FAM).
 
Un tema sin plazos. Si bien la norma establece con claridad los procedimientos bajo objetivos, fines y las modalidades para subsanar los problemas de territorialidad inherentes a la población asentada en puntos de demarcación intermunicipales o interdepartamentales, la misma no fija plazos  y menos un mecanismo de arbitraje. "La Ley debería prever un plazo perentorio y un tiempo prudente para que los gobiernos municipales arreglen este tema. Por lo que veo es muy difícil que se arregle el próximo año, cuando el país estará viviendo un dinámico proceso electoral", argumentó Arias.

En conjunto las demás consideraciones de la Ley Nro 339 están sujetas en su mayoría a una correcta reglamentación. Y en caso extremo de que los gobiernos municipales no alcanzaran una salida positiva en el proceso de conciliación, la norma prevé resolver el tema a través de un referéndum, cuya consulta a los habitantes en zonas críticas darán su veredicto final. "Lo que se espera de la Ley es que estos municipios en conflicto empiecen a conciliar sus problemas de manera consensuada con la participación de sus autoridades y representaciones sociales. En este momento hay mucha sobreposición de límites, donde en caso extremo de no haber acuerdos la población dará el veredicto final con el referéndum", señaló Ramiro Suazo, Director Nacional de la FAM.

El desinterés de los grandes. Y además de ello, el proceso de conciliación, procedimiento que define la norma, según los entendidos en el tema no es de mucho interés para los municipios de las ciudades grandes del país como La Paz, Cochabamba y Santa Cruz. En el caso de la capital cruceña, sistemáticamente la actual administración del alcalde Percy Fernández, según el concejal suplente, Hugo Siles, habría dado la espalda a los cuatro vecinos cercanos, más aún cuando tiene serios problemas de sobreposición de límites urbanos.

"La visión que tiene el gobierno municipal de Santa Cruz de la Sierra, con relación a los municipios vecinos, es de darle la espalda y no participar involucrándose en la problemática metropolitana cuya iniciativa iba bien por el solo hecho de adeudar dos millones de cuotas. Con esto ha anulado un extraordinario espacio de deliberación para discutir la mancomunidad metropolitana", señaló Siles. 

Y para Arias, esta escasa voluntad mostrada por Santa Cruz no es extraño, dado que la Ley Nº 339 beneficia a los municipios grandes con el tema de referéndum. "Los municipios grandes no quieren arreglar sus conflictos vía la concertación, por eso no se esfuerzan por la negociación, más bien prefieren ir al referéndum dado que tienen mejores condiciones en recursos, mecanismos técnico, porque saben que van a ganar, en detrimento de los municipios pequeños", argumentó.

Para sustentar este dilema, el artículo 8 de la Ley de Delimitación territorial precisa que el referéndum será administrado por el Órgano Electoral. "Es la instancia competente para la administración del referendo que dirima los conflictos de límites existentes entre las unidades territoriales municipales de un mismo departamento y que no comprometan límites departamentales, cuando haya concluido el procedimiento de conciliación administrativa para delimitación de unidades territoriales establecido en la presente Ley", precisa.   

Dejadez frente al conflicto. En el caso de Santa Cruz, según Rodolfo Vallejos, Presidente de la Asociación de Munícipes (AMDECRUZ), la situación es crítica, no solo que se deja pasar el tiempo como  este tema específico, sino que se ha olvidado la redacción de la Carta Orgánica, uno de los requisitos indispensables que la Ley Marco de Autonomía exige para la discusión de un posible Pacto Fiscal. "Todos esos recursos normativos permitirán una saludable redistribución de recursos con límites saneados y con un respaldo jurídicamente bien constituidos. Hay retrasos que en algún momento los municipios deben llevar adelante la discusión de límites", señaló. Además Vallejos, señaló que casi el 100% de los municipios de Santa Cruz, se encuentran con dudas sobre su posición jurisdiccional. El Censo develará la magnitud de los conflictos.

"El municipio de Santa Cruz de la Sierra es el hazmerreír de todo el municipalismo del país.  Lamentablemente estamos dejando pasar el tiempo. La crisis del Concejo ha atrofiado la gestión en estos temas"

Óscar Vargas
Expresidente del Concejo Municipal

Detalles
La norma indica los procedimientos a seguir en una sana delimitación

La finalidades de la Ley de Delimitación de Unidades Territoriales es:

1) Establecer mecanismos para la demarcación y delimitación de las unidades territoriales, con límites precisos y georreferenciados, ligados a una Red Geodésica Nacional, y

2) Establecer los procedimientos conciliatorios para la definición de límites entre unidades territoriales. Cuyos objetivos son: a) Establecer los procedimientos que garanticen el derecho a ejercer la voluntad democrática directa, participativa, representativa y comunitaria de las ciudadanas y ciudadanos para la delimitación de unidades territoriales, b) Establecer el sistema de información para la obtención, administración y sistematización de información de límites territoriales para efectos de la organización administrativa, c) Aplicar mecanismos de democracia directa, participativa, representativa y comunitaria a través de los acuerdos conciliatorios, referendos y otros mecanismos a utilizarse en la delimitación de unidades territoriales y d) Establecer la responsabilidad de los órganos del Estado y de las entidades territoriales autónomas para la correcta delimitación de las unidades territoriales.

Información
Todo problema en manos de los municipios

Traspaso. El Artículo 3 de la Ley 339 de Delimitación de Unidades Territoriales delega la facultad ejecutiva de la competencia exclusiva del nivel central del Estado, hacia los gobiernos autónomos departamentales quienes podrán tramitar los procedimientos administrativos de delimitación de unidades territoriales intradepartamentales que no comprometan límites interdepartamentales.

Instancias.  Los gobiernos autónomos departamentales elaborarán la planificación del procedimiento de conciliación administrativa, para delimitación intradepartamental en forma coordinada y con el nivel central del Estado.

Ejecutivo. De acuerdo al Viceministerio de Autonomías y Descentralización, solo 30 de los 339 municipios existentes en Bolivia están libres de conflictos limítrofes, esto quiere decir que 92% de los municipios tienen algún tipo de conflicto con sus delimitaciones territoriales, adicionalmente, hay alrededor de 136 trámites administrativos de resolución de problemas territoriales, que deberán sujetarse en sus análisis y resolución a la Ley 339.

Diálogo. El camino expedito para la resolución de conflictos limítrofes, propuesto en la Ley 339 es la vía conciliatoria, que consiste en un darle una solución concertada, pacífica e inmediata. cuyo mediador es el Órgano Ejecutivo a través del Ministerio de Autonomías, para el caso de conflictos Interdepartamentales y las Instancias Ejecutivas de las Gobernaciones para el caso de conflictos limítrofes Intradepartamentales (Municipios).

Punto de vista

Jimmy Osorio
Experto en Temas Municipales

"Hay falencias que deben ser superados a tiempo "

"La Constitución Política del Estado y la Ley Marco de Autonomías establecen que Bolivia se organiza territorialmente en Departamentos, Provincias, Municipios y Territorios Indígena Originario Campesinos, asimismo, la creación, modificación y delimitación de las unidades territoriales se hará por voluntad democrática de sus habitantes, de acuerdo a las condiciones establecidas en la CPE y la ley.

El conflicto limítrofe entre cualquier unidad territorial conlleva una serie de implicaciones, desde el rompimiento de relaciones socioeconómicas hasta enfrentamientos físicos en las que se afecta la vida de sus habitantes. Es el caso entre los límites entre Oruro y Potosí y Tarija y Chuquisaca (Campo Margarita). El espíritu de la Ley en su sentido democrático – participativo trata de rescatar valores humanos como la tolerancia y el entendimiento, con la finalidad de que se resuelva de manera pacífica los conflictos limítrofes; sin embargo, no toma en cuenta aspectos como identidad y valoración de los recursos territoriales que están en juego, siendo que la mayoría de los conflictos territoriales se da por estos aspectos.

Otra falencia que debe ser superada es el mecanismo del referendo, cuando se hayan agotado los caminos conciliatorios, dicho mecanismo para estos casos no parece ser el más adecuado, dada la diferencia poblacional entre uno y otro municipio o entidad territorial en conflicto, recordemos que en Bolivia hay 339 municipios de los cuales, 15 son grandes, 85 medianos, 137 pequeño y 87 muy pequeños. En ese contexto, un diferencia territorial llevada a referendo implicará que  el municipio con mayor cantidad habitacional tenga las de ganar, eso sin mencionar que la cantidad de recursos que maneja una municipalidad grande en comparación a una pequeña es abismal".

Acerca del autor:
Ismael--Luna-Acevedo
Ismael Luna Acevedo
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día