Siguenos en:
Martes
 26 de Mayo de 2020
Portada
Parque Eco Rupestre
El Manantial Presa del fuego
Se salvaron las pinturas prehispánicas. Piden ayuda para poder reforestar el lugar.
Miércoles,  21 de Agosto, 2019
El-Manantial-Presa-del-fuego
Ref. Fotografia: Así quedó el parque El Manantial, un paraíso ecológico convertido en un infierno. Quieren reponerlo.

La desesperación se apoderó de la familia Gallardo el sábado. Su creación, el Parque Eco Rupestre El Manantial fue alcanzado por las llamas y consumió durante tres días gran parte de la flora y fauna que alberga este santuario ecológico. 

Infraestructura. Los incendios forestales que asolan a Chiquitos alcanzaron este emprendimiento encabezado por el médico Arsenio Gallardo, un amante de la naturaleza que lo pensó en un sitio de paseo para los amantes de la naturaleza. Se enorgullecía de la gran cantidad de especies vegetales preservadas en este sitio vecino al Valle de Tucabaca.

"Las llamas llegaron hasta el parqueo y nos quemaron la cocina", relató Glenny Gallardo, hija de Arsenio y una de las administradoras del lugar. 

"Es una verdadera tragedia. ¡Tanto preservar! Hay varios animalitos muertos. Daba mucha tristeza verlos huyendo. Ahora tenemos dos jochis que estamos cuidando. Nuestros pollitos murieron", detalló Glenny.

Sin ayuda. Una de las principales características de este sitio es la presencia de pinturas rupestres datadas de hace unos 1.000 años aproximadamente. Por fortuna, el fuego no llegó hasta ellas, pues está rodeada de los manantiales que dan nombre al parque. Sin embargo, ni siquiera ese detalle sirvió para que la familia Gallardo recibiera ayuda en los tres días que duró el siniestro, por parte de las autoridades de Roboré, que es el municipio al que pertenecen, ni de la Gobernación ni del gobierno central.

"Los cinco miembros de mi familia, unos cuantos amigos que se sumaron y durante un rato unos soldaditos que pasaban nos ayudaron un poco. Estamos cansados de tanto baldear y con mucho malestar por el humo", se quejó la administradora. 

Empezar de nuevo. Sin duda que el incendio devastó a los Gallardo y una vez aplacadas las llamas, lo que más le preocupa es restituir la flora destruida. "Ya no sabemos a quién pedir ayuda. Nos gustaría que nos ayudarán con plantines para reforestar todo", señaló.

Los voluntarios que quieran colaborar con esta tarea y ayudar a reconstruir este santuario ecológico e histórico se pueden comunicar al teléfono 72132381.

El Manantial se encuentra a 15 kilómetros de Roboré, camino hacia Aguas Calientes.