Siguenos en:
Lunes
 14 de Octubre de 2019
Portada
Para contrarrestar el problema
Refugios de animales se establecen como esperanza de vida
La finalidad de estos lugares es que los perritos se rehabiliten y puedan vivir en el calor de un hogar.
Lunes,  19 de Agosto, 2019
Refugios-de-animales-se-establecen-como-esperanza-de-vida
Ref. Fotografia: Los perritos conservan la ilusión de encontrar pronto a una familia.

En Santa Cruz, uno de los problemas que se puede  ver a diario es la cantidad de perros callejeros que son abandonados a su suerte quedando expuestos a pasar hambre, contraer infecciones o incluso quedar heridos. Sin embargo, a raíz de esta situación, en la ciudad se han establecido refugios, que con trabajo duro se han dispuesto a brindar un techo, comida, rehabilitación y el cariño que se merecen estos animalitos hasta conseguirles un hogar responsable y definitivo que se pueda hacer cargo de ellos. 

Perfil.  El Día se contactó con tres refugios de animales que explicaron en qué consistía su trabajo. Uno de ellos es el Refugio Huella Animal, a cargo de Gabriela Hollweg, que rescata, rehabilita y da en adopción a perros callejeros. Otro de ellos, es el Refugio Esperanza, cuyo fundador es Daniel Berdeja, este establecimiento hace rescates y apoya a rescatistas en la ayuda a perritos en condición de calle, mediante el rescate, curación física y anímica hasta poder encontrarles un hogar (adopción). Y por último, se dialogó con Gabriela Pérez que está al mando del lugar llamado Mi Refugio, que actualmente está con casa llena, ya que tienen la política y/o norma de no convertirse en acumuladores, es así que solo reciben 13 animalitos, sale uno en adopción y recién ingresa otro. 

Procedimientos. Berdeja, explica que cuando un perro es rescatado, debe ser llevado a la veterinaria para una evaluación clínica y evitar que llegue al refugio con enfermedades virales (moquillo, rabia, etc.) además, para saber qué tratamiento tendrá. Al llegar el refugio pasa a estar a un canil individual (cuarentena) hasta que termine su tratamiento y así saber cómo es su carácter (agresivo, sumiso o desconfiado), si el perro tiene problemas de agresividad o es sumiso de a poco se lo integra a la manada en el patio, por otro lado, si este no se lleva bien con los demás, se lo coloca en un enmallado grande con los perros que se lleva bien.
Por su parte, Pérez, indicó que Mi Refugio brinda espacio a rescatados de rescatistas independientes, para ingresar, este previamente debe ser llevado a la veterinaria para ser evaluado. Cuando se tienen los resultados de la evaluación y se logra constatar que no son portadores de enfermedades infectocontagiosas que ponen en riesgo a otros animalitos o a las personas, se habilita el espacio en el refugio. Una vez rehabilitado físicamente el animalito y sanados sus traumas; es castrado y puesto en adopción, es decir “todo animalito es entregado con vacunas al día y castrado o con compromiso firmado de castración”, remarcó. 

Rehabilitación física y anímica. Pérez, señaló que la rehabilitación física se realiza en una veterinaria ya que los traumas que acarrean el maltrato y el abandono muchas veces son más difíciles de sanar, “pero estamos convencidos que todo se logra con amor”, expresó. Normalmente el tiempo necesario para una rehabilitación oscila en los 3 meses, pero también existen muchos casos que por la edad, las secuelas o los rasgos físicos tardan más. La mayoría de los adoptantes optan por cachorros o perritos muy lindos, dejando rezagados a los ancianos o perritos con deficiencias físicas. 

Sobre el mismo punto, Berdeja indicó que para la parte física, directamente se lo lleva al veterinario que cada rescatista tiene, “pero también tenemos una doctora veterinaria en el refugio que nos ayuda y asesora”, manifestó. La parte anímica se la trabaja mediante paseos dentro y fuera del refugio, al perrito se lo mantiene con su correa para que vaya socializando con la gente y los demás perros. Si el caso es extremo, se paga a un adiestrador para que ayude en la situación.   

Animales heridos. Berdeja, remarcó que los animales heridos o con fracturas deben estar internados o en un hogar temporal hasta que las heridas cierren. “El refugio es un voluntariado al que le dedicamos tiempo fuera del horario de trabajo o universidad, por eso no podemos recibir perritos que necesiten constante atención”, dijo.  

Asimismo, Pérez, expresó “ningún refugio es apto para recibir animales muy heridos, sería una irresponsabilidad, un animalito herido debe permanecer en una veterinaria para no poner en riesgo su vida”.  

¿El asilo tiene límite de tiempo?.  Pérez, señaló que cada rescate debe cerrar un ciclo, concluyendo en una buena adopción. 

Por otro lado, Berdeja, indicó que en realidad no hay límite de tiempo, para dar asilo, pero tampoco desechan buenas posibilidades de adopción. “La idea del refugio no es que se queden a vivir siempre ahí, es que todos tengan un hogar”, aseveró.

Para solventar gastos. Berdeja, mencionó que el refugio (Esperanza) hace una rifa anual para solventar los gastos veterinarios, costos fijos, mejoras y arreglos durante el año. Aparte, venden plaquitas de identificación para ayudar con los gastos de mantenimiento. “Lo que si pedimos a la gente, es ayuda con las croquetas, por eso invitamos a las personas los fines de semana al refugio para que lleven sus croquetas y nos ayuden a ayudar”, remarcó. 

Por su parte, Hollweg, indicó que el refugio Huella Animal, subsiste con la ayuda de las personas, ya que los gastos son demasiados altos, “algunas veces vendemos cosas o vamos a latear para cubrir los gastos que tenemos mensualmente. Nos pueden ayudar con voluntariado o de la manera que esté a su alcance”, dijo. 
Asimismo, Pérez, señaló que Mi Refugio no recibe ningún tipo de ayuda, eventualmente y gracias a las redes sociales se recibe ayuda económica para pagar gastos veterinarios de los rescatados. También, realizan actividades para lograr sustentar la alimentación, pago de la renta mensual y de servicios e insumos. “Las personas pueden colaborar de varias maneras, como el voluntariado, alimentación o ayuda económica”, manifestó.

Buscar un hogar. Berdeja, indicó que cuando la mascota está lista (tanto física como anímicamente) el encargado del refugio recibe la mayor parte de los posibles adoptantes y los filtra para derivarlos a los rescatistas de los perritos. Posteriormente, se guarda los datos del adoptante para hacer seguimiento aunque pase más de un año. 

Por su lado, Pérez, explicó que cada rescatista debe ser parte del proceso, las rescatistas más antiguas y/o con más experiencia acompañan a realizar las entrevistas previas. Posteriormente, el adoptante debe firmar un documento de adopción, aceptando la responsabilidad de ingresar un nuevo miembro en la familia, además, aceptando que se haga un seguimiento de por vida. “Un animalito rescatado es un ángel que Dios pone en nuestro camino, sabemos que con nuestros actos no cambiamos el mundo, pero cambiamos el mundo de cada uno de ellos”, expresó.

Antes de tener una mascota. Hollweg, explicó que una mascota no es sólo por el tiempo que es cachorro, son todos los años que viva y pueden llegar a ser 15 o más. Implica un gasto en la comida y atención veterinaria que tiene que hacerse periódicamente. “Es prácticamente como tener otro hijo, que siempre te dará todo su amor y compañía”, expresó. 

Así también, Pérez, señaló que lo primero que se debe tomar en cuenta al adoptar una mascota, es que es para siempre, ya que no es un objeto que se puede desechar por causas de salud, viajes o espacios. “Una mascota es un miembro más de la familia”, manifestó. 

Coincidiendo, Berdeja, aclaró que tener una mascota es una responsabilidad porque es un ser vivo, que siempre son dependientes de las personas para cuidar de su salud y bienestar y no son desechables. “Los perros son para la casa y no para la calle y si no podemos con esa responsabilidad, es mejor no tenerlos”, enfatizó. 

Ley de protección animal. Hollweg, indicó que para realizar denuncias, en caso de maltratos, se las da a conocer a los voluntarios de varias organizaciones y ellos se movilizan yendo a la policía, etc. 

Por su parte, Berdeja, señaló que se puede denunciar en cualquier comisaría de la zona presentando pruebas. La ley nacional de protección animal es la Ley 700 y la ley municipal 037/2015. 

Asimismo, Pérez, mencionó que se cuenta con la Ley 700, pero que a pesar de haberse comprobado muchos casos de maltrato; no existe ningún procesado por esta ley. 

Un mensaje a la población.  Pérez, expresó que, “cualquiera puede ser rescatista, basta con actuar y ayudar. Queremos que entiendan que detrás de cada rescate... tenemos muchos gastos, sentimientos invertidos, y muy poca ayuda. Los instamos a actuar”. 

Asimismo, Berdeja, señaló que la adopción es importante. Todos los perros merecen tener un hogar. “Para adoptar un perrito sólo se necesita tener un corazón grande para cambiarles la vida”, dijo. 

Coincidiendo, Hollweg, manifestó, “no maltraten ni abandonen a sus mascotas. Sean parte del cambio y no miren desde el palco, ellos nos necesitan”.