Siguenos en:
Jueves
 17 de Octubre de 2019
Portada
Investigación de crimen devela
Atracador murió en su ley por quedarse con un botín
Avivada. El fallecido mintió a sus cómplices de que solo robó Bs 3.600 cuando en realidad la cifra era Bs 35.000 de una casa.
Jueves,  18 de Mayo, 2017
Atracador-murio-en-su-ley-por-quedarse-con-un-botin
Ref. Fotografia: Detenidos. Fausto Abdalá y Ronny Álvarez fueron presentados en la Felcc implicados en la muerte de su amigo.

El cuerpo de Rubén Omar Guzmán Terrazas fue encontrado con tres disparos en la cabeza, el pasado 16 de febrero entre unos matorrales del municipio de Cotoca. Su muerte hasta ese momento se manejó como un supuesto ajuste de cuentas. Desarrolladas las investigaciones, la Felcc determinó que pagó con su vida una avivada, luego que este se adueñó de gran parte de un botín que robó en un atraco a mano armada a la familia Cadima Fernández, el 12 de febrero pasado en el barrio Carmen Zabala. El jefe de la Felcc, Gonzalo Medina, explicó que la víctima en complicidad con Fausto Junior Abdalá Achaval y Ronny Álvarez Araúz irrumpieron el domicilio y tras encañonar a sus víctimas, el fallecido sacó una bolsa con dinero que encontró en uno de los roperos trabuscados y escapó del lugar dejando dicho que al día siguiente se iban a repartir el botín.

Desconfianza y descontento. Concretada la cita entre los antisociales, Guzmán comunicó que solo encontró 3.600 bolivianos y repartió el dinero en partes iguales. Cuando parecía haber convencido a sus cómplices una declaración de la víctima ante los medios reveló que los asaltantes se llevaron 35 mil bolivianos. Esta situación generó desconfianza en el círculo delincuencial y reclamaron a Guzmán, quien negó la cifra. Con los ánimos caldeados planifican un nuevo asalto a un menonita en Cotoca, pero su golpe no se pudo concretar y Abdalá aprovecha para reclamarle a Guzmán del anterior robo y se origina un cruce de palabras que acabó a balazos. Este último admitió su crimen y dijo que lo mató porque entre delincuentes no se deben robar.