Siguenos en:
Sábado
 19 de Octubre de 2019
Policial
Joel había dejado el vicio de las drogas
Una pandilla rival lo mató por dejar el círculo delictivo
Apuñalado. Lo sacaron de su casa con disimulo y lo golpearon hasta matarlo.
Miércoles,  2 de Octubre, 2019
Una-pandilla-rival-lo-mato-por-dejar-el-circulo-delictivo
Ref. Fotografia: Arrestados. Estas personas participaron en la agresión de Joel en el barrio Toborochi.

Estaba por superar su pasado cuando la muerte llegó hasta la puerta de su vivienda y fue asesinado por un grupo de pandilleros que lo apuñalaron y le golpearon la cabeza con una piedra. 

Joel Guillermo Blanco Strenberg, desde su adolescencia demostró una conducta rebelde y reacia a cumplir con sus obligaciones y quehaceres en su familia. Fue el primer llamado de alerta para sus padres, quienes perdieron el control sobre él y llegó hacer integrante activo de una peligrosa pandilla en la Pampa de la Isla. 

Su vínculo a estos grupos delincuenciales lo llevó a dejar los estudios y pasar la mayor parte de su tiempo con adolescentes que por las noches se dedicaban a retar a sus rivales por ganar espacio y territorio, para tener el control en sus zonas. 

Era visto como enemigo. De la mano de la marginalidad se vino la drogadicción y el alcoholismo que provocó sufrimiento en la familia Blanco que luchaba para que Joel cambie de vida y sea un hombre de bien.

A medida que los años transcurrían, los problemas comenzaron a ahondarse, cuando otras pandillas rivales intentaron sentar presencia en el barrio El Toborochi, recuperando terreno y marcaron como principal enemigo a Joel Guillermo por encabezar algunas revueltas en su zona. Sus padres que acudían a una iglesia de su barrio, siempre estuvieron al pendiente de lo que le sucediera y nunca perdieron la esperanza que Joel reflexione y direccione su vida como un hombre hecho y derecho con miras a conformar una familia y tener hijos. 

Cambio de vida. Este año, sus padres lograron que acudiera a su iglesia donde Joel asimiló las palabras de un pastor que le habló y lo hizo entrar en razón que estaba acabando con su vida a su corta edad de 25 años. Fue desde entonces, que su vida dio un giro de 180 grados y Joel comenzó a sentirse cambios acercándose a Dios. 

Dejó a un lado las malas compañías que pese a ello lo buscaron hasta lo último para que volviera al alcoholismo y la drogadicción. En su iglesia, logró ser ingresado a un centro de rehabilitación para drogadictos y comenzó a trabajar como ayudante de albañil. 

Su familia parecía más tranquila al ver su cambio radical y que se preocupara en lo personal. 

Encontró la muerte. El 26 de septiembre a horas 19.30, Joel se encontraba en el patio de su vivienda mientras jugaba con su perros. Su madre comentó que se ausentó por minutos a la cocina cuando dos jóvenes, entre quienes se encontraban un tal Miguel, considerado mejor amigo de Joel, llegaron hasta la puerta de su domicilio y lograron que saliera hacia la calle. Allí se escucharon insultos verbales. De pronto, un silbido estremeció la calle y siete adolescentes, algunas mujeres aparecieron a rodear a Joel y corretearlo hasta la acera de una vivienda donde lo redujeron y su mejor amigo Miguel lo apuñaló mientras otro le golpeaba la cabeza con una piedra. 

Mudos testigos. El dramático desenlace fue presenciado por varios vecinos que ante el temor de sufrir represalias solo atinaban a gritar que lo dejaran en paz mientras otros se burlaban de lo acontecido. “El, ya estaba reformando su vida, asistiendo a una iglesia porque se había alejado de las drogas y las malas compañías”, dijo su padre Guillermo. Fue en cuestión de minutos lo sucedido, aprovecharon que su madre entró a la cocina para sacarlo con engaños y asesinarlo. Su padre describió la cobarde agresión como una trampa que le tendieron a su hijo. “Si le tenían bronca, debieron golpearlo pero no matarlo de esa manera cobarde”, afirmó.

Este fin de semana, un juez dispuso la detención preventiva de dos menores y cinco mayores tanto en Cenvicruz como en el penal de Palmasola por asesinato y asociación delictuosa.

5 Adolescentes 
entre ellos dos menoresfueron enviados a la cárcel.