Siguenos en:
Sábado
 19 de Octubre de 2019
Editorial
Editorial
Una expresión democrática
Jueves,  3 de Octubre, 2019
Una-expresion-democratica

El 15 de diciembre de 2006 se realizó a los pies del monumento al Cristo Redentor el “Cabildo del Millón”, una de las concentraciones humanas más grandes de la historia de Bolivia. Esa fue la advertencia más contundente, aunque no la única, que recibió el presidente Morales, que desde un principio insistió en montar en el país un régimen autoritario, ultracentralista, con una economía estatista plagada de controles y prohibiciones.

En resumidas cuentas, aquel cabildo, cuyo punto de convocatoria fue la autonomía, le estaba exigiendo al Gobierno respeto a la democracia, aunque aquella vez todos se quedaron cortos al visualizar lo que venía en el país, pues no sólo hemos vivido una sistemática destrucción al estado de derecho y las garantías jurídicas elementales, sino que estamos ante el riesgo más grande de los últimos 50 años de caer nuevamente en la dictadura, una de peor cuño que el Banzerismo o el Garciamesismo.

Evo Morales ya dio el primer paso para llevarnos a la tiranía. Ha cometido un atropello que no se había producido en 40 años, es decir, el desconocimiento del voto popular que prohíbe la reelección indefinida, elemento que coloca al actual presidente al margen de la ley y la Constitución.

La ciudadanía ha estado luchando con mucha fuerza desde 2016 para evitar que se consume este tiro de gracia contra el sistema democrático. El régimen ya no tiene la confianza de la población, un tanto por sus maniobras para torcer las cosas y más que todo porque el oficialismo ha perdido totalmente el rumbo de la gestión y está conduciendo al país a la crisis y el desabastecimiento. Las autoridades actúan como si nada pasase, continúan derrochando como en épocas de bonanza, se concentran únicamente en la angurria electoral y endeudan como nunca al Estado. El colmo del descuido en el manejo del país han sido los impresionantes incendios de la Chiquitania y la reacción tan mezquina del Gobierno, cuya actitud debería ser sometida a un juicio criminal.

En este caso, el oficialismo ha desoído el clamor que ha surgido en todas direcciones para que declare “desastre nacional” y permita el ingreso de ayuda internacional que sea capaz de sofocar las llamas. Han pasado casi dos meses, el régimen se ha mantenido en su tozudez y todos hemos contemplado en la impavidez cómo se han consumido cinco millones de hectáreas de bosques, cuya recuperación tomará cientos de años.

El cabildo de este viernes, que tendrá lugar  en el mismo sitio de aquella histórica fecha promete una contundencia de grandes proporciones y como en esa ocasión, se trata de una genuina expresión ciudadana, convocada por el profundo dolor causado al ver cómo quedó reducido a cenizas un inmenso patrimonio natural que el régimen no ha hecho más que despreciar. El encuentro se produce en medio de un clima conflictivo, la protesta de los médicos que ha sobrepasado los 40 días y una marcha indígena que se dirige a Santa Cruz. Sin duda alguna será el evento que marcará la última etapa de la campaña electoral y seguramente los resultados del 20 de octubre.

El Cabildo se produce en medio de un clima conflictivo, la protesta de los médicos que ha sobrepasado los 40 días y una marcha indígena que se dirige a Santa Cruz. Sin duda alguna será el evento que marcará la última etapa de la campaña electoral y seguramente los resultados del 20 de octubre.