Siguenos en:
Domingo
 27 de Septiembre de 2020
Santa Cruz de La Sierra www.booked.net
+23°C
Parcialmente soleado
Dia 7/Revistas
Un fin de año diferente para Bolivia
Polémica. 21 días de paro cívico nacional provoca la renuncia de Evo Morales. Nuevo Gobierno al mando de Jeanine Áñez evidencia graves daños económicos al Estado en el anterior mandato presidencial.
Domingo,  29  de Diciembre, 2019
Un-fin-de-ano-diferente-para-Bolivia

Cambio. Los últimos tres meses del año, dieron un giro de 360 grados a Bolivia.

Las protestas, movilizaciones, enfrentamientos, renuncias, refugios, detenidos, posesión de cargos y tratamiento de nuevas normas, que se registraron en el país en las últimas semanas, fueron los acontecimientos que marcaron el final del año.

Elecciones del año

El 20 de octubre fue la fecha en la que los bolivianos asistieron a votar para elegir a las nuevas autoridades nacionales del Órgano Ejecutivo y también a los nuevos legisladores de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP).

Las polémicas elecciones que se llevaron adelante en medio de críticas, daban como resultados preliminares en el conteo rápido, una segunda vuelta entre Carlos Mesa de Comunidad Ciudadana (CC) y Evo Morales del Movimiento Al Socialismo (MAS).

Las críticas fueron subiendo de tono, cuando de manera brusca, el cómputo quedó paralizado sin argumento alguno por 24 horas y una vez reanudado los resultados ya descartaban la segunda vuelta, más al contrario mostraban una eminente subida de votos a favor de Evo Morales.

Molestia ciudadana

Finalmente la declaración del Tribunal Supremo Electoral (TSE) que daba a Evo Morales como ganador de la presidencia, fue el detonante de una serie de protestas y manifestaciones de la población que culminaron con hechos fatales.

El 23 de octubre, inició un paro cívico nacional indefinido, liderado por los dirigentes de los Comité Cívicos del país. La medida, que para el entonces Gobierno de Evo Morales, no significaba nada, terminó por convertirse en una movilización que logró el apoyo general de los bolivianos y de la población internacional.

La revolución de las pititas, cautivó a niños, jóvenes y ancianos que se adueñaron de la medida extrema, acatando la decisión de los cívicos del país.

Los históricos 21 días de paro cívico nacional, se vivieron con varios enfrentamientos de por medio en diferentes regiones del país.

En Montero, los enfrentamientos entre afines al MAS y los defensores del 21F y del paro cívico nacional, dejaron 2 personas fallecidas: Mario Salvatierra y Marcelo Terrazas Seleme.

En una situación similar falleció Limbert Guzmán, un jóven que se encontraba acatando el paro cívico y se enfrentó con un masivo grupo del MAS.

El cuarto fallecido en los 21 días del paro nacional, fue el coronel Heybert Antelo, comandante de la Unidad Táctica de Operaciones Especiales (UTOP), tras un accidente mientras cumplía su función en los enfrentamientos en la ciudad de El Alto.

Convulsión en el país

Las protestas ciudadanas se reforzaron con el amotinamiento de la Policía Nacional, acorralando cada vez más al Gobierno de Evo Morales.

Finalmente Evo Morales y el vicepresidente Álvaro García Linera, renunciaron a sus cargos y salieron del país el 10 de noviembre rumbo a México, donde recibieron refugio de los gobernantes de dicho país.

Luego de ésto asumió el cargo presidencial de forma interina, Jeanine Áñez, quien en ese entonces fungía como senadora de la oposición

La salida de Morales, provocó convulsión en el país.

Esta situación provocó que los grupos afines al MAS salieran a las calles para presionar  en contra del Gobierno transitorio y exigiendo el retorno de Evo Morales a la presidencia.

En Sacaba y en Senkata, fueron los hechos más violentos que se registraron durante varios días. Inclusive la Policía se vio rebasada por las movilizaciones y para colaborar salió a las calles las Fuerzas Armadas (FFAA) con el fin de cooperar en las acciones de desmovilización.

Estos hechos dejaron varios fallecidos durante los duros enfrentamientos registrados.

También se denunció la presencia de 'grupos subversivos armados' relacionados al Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) del presidente de dicho país, Nicolás Maduro.

Acuerdos y pacificación

El Gobierno transitorio de Áñez, para aplacar las movilizaciones de afines al MAS, iniciaron jornadas de diálogo con los dirigentes de sectores sociales movilizados, logrando finalmente llegar a un acuerdo y dejando de lado las protestas.

Los nuevos ministros que fueron posesionados por la mandataria, fueron los encargados de llegar adelante acciones para pacificar el país.

Durante el proceso, se filtraron audios de Evo Morales incitando a las movilizaciones a sus bases desde México, motivo por el cual las autoridades nacionales iniciaron sentar una demanda por hechos de sedición y terrorismo, al igual que para algunos de los ministros que lo acompañaban.

Una misma acción se tomaron con los dirigentes que impulsaban la movilización en contra del Gobierno de Añez.

Investigación a exGobierno

Una vez culminada las movilizaciones en el país, el Gobierno transitorio inició de forma más operativo sus funciones. 

En tal sentido, los diferentes ministerios reactivaron sus trabajos con beneficio para la población.

Así también, las nuevas autoridades posesionadas por la presidente Jeanine Áñez, en diferentes instituciones e instancias gubernamentales denunciaron de forma pública, acciones irregulares con graves daños económicos al Estado, provocadas por exautoridades nacionales que pertenecieron al Gobierno de Evo Morales, a lo largo de su mandato de más de 13 años consecutivos.

Acerca del autor:
Estefany-Claros-Aldana-
Estefany Claros Aldana
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día