Siguenos en:
Martes
 20 de Agosto de 2019
Dia 7
Sequía devasta a las llamas
Apunte. No hay datos de cuánta pérdida genera la falta de agua y pastura para el ganado camélido, sobre todo en la zona fronteriza de Oruro-Chile
Domingo,  28 de Julio, 2019
Sequia-devasta-a-las-llamas

Pese a que la última temporada de lluvias, entre el 2018 y 2019, fue benigna; es persistente la amenaza de sequía debido a que el aguacero que cayó fue insuficiente, dicen los criadores de llamas y alpacas, del occidente del país.

La extensa planicie, matizada por puna y cordillera de los departamentos de La Paz, Oruro y Potosí sigue siendo inclemente para la ganadería camélida. El Día, en su visita a la zona del municipio de Turco, provincia Sajama, del departamento de Oruro, pudo constatar la mortandad de animales en gran parte de las comunidades. "Si no es por culpa del zorro, por falta de agua y forrajes mueren nuestras llamas", señala Macario Mollo, ganadero y uriundo de la comunidad Sora Sora de Turco.

Edgar Mollo, en tanto señala, que en su zona "gracias a Dios", en las serranías ha llovido; a pesar de ello, la necesidad para construir bebederos, contrucción de atajados conocido como bigiñas es una penosa necesidad todos los  años. "Afortunadamente llovió, pero en este segundo semestre la situación se vuelve crítica. Ya no es como en otros años, el tiempo ha cambiado y la seca se acentúa. Antes solía nevar en agosto y era de mucho beneficio, eso no sucede ahora", narra el ganadero de la comunidad Huaño Jocko.

Topografía altoandina. Según estudios las comunidades ganaderas del occidente de La Paz, Oruro y Potosí, en particular de Turco, donde se asienta la crianza de llamas con mayor fortaleza del país,   paradojicamente se presentan en altitudes que varían entre 3.880 a 4.600 metros sobre el nivel del mar, caracterizada por un clima frígido, seco y árido, con una temperatura media anual de 7,5 °C (grados centígrados) y con una precipitación pluvial promedio anual de 348,2 mm (milímetros) registrados por el Senamhi, hace mas de 20 años, cuyo promedio disminuyó a casi la mitas en los últimos cinco  años.

Angel Mollo, presidente de la Asociación de Ganaderos de Camélidos de Turco (AGCT), remarca que la gran sequía de los últimos años se vivió el 2016, lo que ha significado un efecto del 10% de caída en el hato ganadero. "El gobierno actual nos ha pedido que presentemos proyectos grandes como la canalización de los ríos Sajama y Q'uwiri. Todavía no tenemos resultados de nuestras autoridades, entiendo que están trabajando. Pero lo que las comunidades necesitan es asistencia técnica y apoyo para la construcción de bebederos y apertura de Bigiñas (atajados)", informó.

En ese contexto, se creó el Programa de Fortalecimiento Integral del Complejo Camélidos en el Altiplano (Pro-Camélidos), mediante el D.S. 2851, que arrancó el 2017 con un presupuesto base de 24 millones de dólares.

Dicho programa, según testimonio de los propios ganaderos está orientado a  ampliar, garantizar agua y pasto para la crianza de estos animales,  también incentiva las transformaciones de pequeñas industrias y el mejoramiento genético en la crianza de los ejemplares. 

Desde el gobierno municipal. Adolfo Callejas, presidente del Concejo Municipal de Turco, informó que afrontar el problema de la sequía,  el municipio viene desarrollando la apertura de 28 'bigiñas' recubiertas con "geomembranas", donde se introducirá agua extraída desde el suelo y otros bebederos en el mismo número de comunidades ganaderas de la región. "Además esos mismos recursos hídricos permitá la mejora forrajera en los campos naturales de pastoreso", fundamentó Callejas.

Una región potencial con muchos riesgos

Panorama. Desde tiempos milenarios la crianza camélida ha estado supeditado a los avatares del tiempo.

Mientras la época de lluvia es buena, los resultados son favorables para un buen forraje, por consiguiente para la reproducción óptima de la crianza ganadera, señala Macario Mollo, ganadero. 

Sanidad. Otro de los aspecto es la sanidad animal, cuyo trabajo ha sido desarrollado en las últimas décadas con programas de financiamiento externo para atenuar con más eficiencia las enfermedades que atacan al ganado, sobre todo parásitos externos como la garrapata, piojos y la sarna. Los criadores eliminan con baños de inmersión de conocimiento ancestral y que les dan buenos resultados. 

Pastura. El otro tema y por el que la ganadería camélida a la hora de su aprovechamiento en carne, piel y fibra, ha tenido bastante éxito es haber sostenido los campos naturales pastoreso, conocido como  "canapas". Con adecuada asistencia técnica los ganaderos han enfatizado el manejo de rotación de pastoreo basado en el aprovechamiento de la pastura existente en el territorio donde habitan los animales.

Acerca del autor:
Ismael--Luna-Acevedo
Ismael Luna Acevedo
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día