Siguenos en:
Viernes
 6 de Diciembre de 2019
Dia 7
Se perfilan tres bloques
Carrera electoral. Los cívicos tienen mayor apoyo. El MAS busca reorganizarse para presentar candidatos. La mayoría de los partidos políticos que participaron en los comicios de octubre analizan alianzas con un fin de buscar unidad nacional.
Domingo,  1  de Diciembre, 2019
Se-perfilan-tres-bloques

Aún se desconoce la fecha en la que se llevarán adelante las nuevas elecciones nacionales próximas, sin embargo ya empiezan a perfilarse los posibles candidatos que se tendrán en carrera por la presidencia del país.

Tanto oposición como oficialismo han manifestado su posición de buscar el cargo presidencial. Pero ahora surge la atención en un nuevo bloque que hasta el momento concentra la mirada de una gran mayoría poblacional: el movimiento cívico.

Las elecciones nacionales del pasado 20 de octubre quedaron anuladas, tras confirmarse que hubo fraude en el manejo del proceso electoral y en los resultados que daban por ganador a Evo Morales, quien renunció a la presidencia y ahora se encuentra refugiado en México.

Tres bloques de concentración

En la anterior elección participaron 9 frentes políticos, algunos de ellos ya han anunciado que volverán a participar de los nuevos comicios.

En ésa oportunidad, la atención se concentró en la votación por la oposición que se presentó en 8 frentes políticos y por el oficialismo representado por el binomio del Movimiento Al Socialismo (MAS), Evo Morales y Álvaro García. A diferencia de esas elecciones, en los nuevos comicios, la mirada de los bolivianos se centran en 3 bloques centrales: el MAS, los opositores y el movimiento cívico.

Éste último es quien hasta el momento va recibiendo apoyo para que los dirigentes cívicos que lideraron la lucha por la democracia, se conviertan en candidatura.

Los protagonistas con mayor atención

El movimiento cívico que lideró la defensa de la democracia con los 21 días de paro nacional que terminaron con la renuncia de Morales y García, es sin duda ahora el que recibe mayor apoyo para una candidatura futura.

Tanto Luís Fernando Camacho, líder cívico de Santa Cruz y Marco Pumari, su par de Potosí, han manifestado su disposición de consolidar una candidatura presidencial. Las voces de sectores sociales que apoyan la candidatura de Camacho y Pumari como el binomio presidencial ha ido creciendo en los últimos días en el país. De hecho, el cruceño ya renunció al Comité para habilitarse como candidato a presidente.

Camacho y Pumari, han confirmado que irán a las urnas como una alternativa electoral,  buscando la unidad del país, incorporando a sectores sociales y políticos. Esta dupla que va logrando mayor apoyo de la población, aún no ha mencionado el orden del binomio que podrían presentar. Sin embargo en el país, se intensifica el apoyo al frente Camacho–Pumari.

Reorganización de estructura

Por otro lado, también está la concentración de la población, puesta en el MAS.

El partido político masista confirmó que volverá a presentarse a las elecciones próximas, sin la participación de su tradicional binomio Evo Morales y Álvaro García, los mismos que salieron del país y se encuentras refugiados en México.

Autoridades y representantes del MAS, en los últimos días ha anunciado que trabajarán en una nueva estructura política, para reorganizarse y presentar candidaturas en las nuevas elecciones.

Entre los posibles nombres que empiezan a sonar en el interior del MAS, se encuentra el de Andrónico Rodríguez, vicepresidente de las Seis Federaciones Cocaleras del Trópico de Cochabamba, de donde Evo Morales también era el presidente.

Además es considerado por algunos sectores del masismo como el sucesor de Evo Morales.

Junto a él, se perfila el nombre de la también jóven Adriana Salvatierra, actual senadora del MAS.

Ellos son el binomio alternativo que tiene el MAS para presentarse a las elecciones nacionales próximas.

Confirman participación electoral

Por otro lado, el binomio opositor con mayor apoyo en votación en las elecciones del 20 de octubre, fue el de Carlos Mesa y Gustavo Pedraza de la alianza política Comunidad Ciudadana (CC). Ellos de forma separada, han manifestado en últimos días que volverán a presentar su candidatura, como parte del compromiso que tienen con la población boliviana que votó a favor de ellos. 

Sin embargo no han cerrado la posición de sumar aliados o de romper las relaciones que mantienen con el movimiento cívico del país.

Otro que ya confirmó su participación fue Chi Hyun Chung, candidato presidencial por el Partido Demócrata Cristiano (PDC), aunque en ésta oportunidad el respaldo y la estructura de la organización política descartan darle la sigla a Chi para su candidatura.

Esta situación generó polémica días atrás. En una declaración de Chi ante los medios de comunicación, éste no descartó cualquier tipo de acercamiento con el MAS para presentar una candidatura, sin embargo, horas después negó una candidatura con las siglas del MAS.

Lo que sí es cierto, es un trabajo de campaña que lleva adelante en varios departamentos, con el fin de posesionar su imagen electoral.

Desde el PDC, la dirigencia, no ha manifestado si presentará una candidatura propia, o buscará una alianza con otros frentes.

En etapa de análisis

En una situación similar a la del PDC, también se encuentran otros frentes políticos como la alianza Bolivia Dice No, que presentó al binomio Oscar Ortiz y Shirley Franco para la presidencia del país. 

Rubén Costas, líder del Movimiento Demócrata Social al que pertenece Ortiz, dijo que este frente político busca la unidad de la oposición para poder entablar un nuevo Gobierno.

Desde el Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), la dirigencia del partido político confirmó su participación en las nuevas elecciones generales, pero no se aclaró si su candidato presidencial volverá a ser Virginio Lema.

Johnny Torres, anunció que en esta ocasión contarán con el apoyo del gabinete de Gonzalo Sanchez de Lozada que tuvo que exiliarse tras los hechos del 2003, aunque explicó que ninguno de ellos llegará a comandar el partido.

Al igual que los anteriores partidos políticos, Frente Para la Victoria (FPV) y el Partido de Acción Nacional de Bolivia (Pan-Bol) determinaron volver a candidatear en las nuevas elecciones.

En el caso caso de Pan-Bol, Ruth Nina, la candidata presidencial que presentaron en octubre, anunció que su postulación está confirmada hasta la fecha, pero que tampoco está descartada la posibilidad de presentar otro actores como candidatos principales mediante una alianza política. "Pan-Bol se va presentar nuevamente, yo estoy ratificada como candidata, pero estamos pidiendo unidad, no estamos cerrados a otras candidaturas. Pan-Bol como sigla nueva tiene la predisposición de trabajar y si tenemos que hacer alianza por el bien del país lo vamos a hacer, lo que se busca ahora es que el pueblo no tenga que elegir entre varios partidos políticos", manifestó Nina.

A su turno, FPV sostuvo reuniones a nivel nacional en los últimos días y decidió que volverán a participar de los nuevos comicios.

Sin embargo, aún analizan dos opciones para trabajar: La primera es participar como frente único sólo en alianza con sectores sociales y la segunda en alianza con otros frentes políticos. "Vamos a ir solos o con alianzas políticas, pero no con los partidos tradicionales. La población pide renovación general y eso sería dar una luz blanca para el país", afirmó, Israel Rodríguez, quien fuera candidato presidencial por FPV y que hasta el momento es un firme candidato presidencial de dicho frente.

Dan un paso al costado

A diferencia de los anteriores representantes políticos, Víctor Hugo Cárdenas, quien fue candidato presidencial por Unidad Cívica Solidaridad (UCS), descartó una nueva postulación suya en las nuevas elecciones.

Cárdenas, indicó que los políticos deben dejar de lado sus aspiraciones e intereses personales para buscar el bien común que los bolivianos piden desde hace tiempo. "Toda Bolivia exige unidad y nuevos rostros, por eso nosotros somos parte de ese proyecto escuchando el clamor de la gente. Hemos sido candidatos sí, pero ya pasó ese momento. Lo mejor que podemos hacer ahora es apoyar a la gente nueva. Convoco a mis colegas políticos a que apoyemos una sola candidatura", dijo al momento de hacer pública su posición.

Alternativa, apoyo y peligro

Para el analista Renzo Abruzzese,  la correlación de fuerzas políticas ha cambiado y en función de ello, la hegemonía masista se precipitó de forma inesperada, el quantum de su poder ha quedado reducido considerablemente.

Sobre Comunidad Ciudadana, destacó que el frente opositor haya conservado e incluso incrementado el capital político que desarrolló para las elecciones anuladas. Considera que la figura de Mesa quedó intacta e incluso revalorizada, lo que lo posiciona como un actor de primer orden.

En cuanto a la alianza Bolivia Dice No, el analista afirma que éste frente quedó posicionado como una fuerza de articulación que jugará un papel primordial en la conformación de un escenario de unidad democrática, excepto que, los cívicos a la cabeza de Camacho y Pumari se adscriban a sus filas.

Sin embargo, la presencia de los cívicos como un nuevo personaje para las elecciones nacionales próximas da un giro en la percepción de la población, asegura el politólogo. "La distancia que media entre una lectura cívica y una propiamente política es, frecuentemente, demasiado amplia, y esto afecta la percepción del electorado a la hora de votar. La gente votará por un candidato que le dé la certeza de poseer experiencia, vocación democrática, paz y estabilidad", afirmó.

Al concluir Abruzzese alertó el peligro que pudiese existir en caso de que una vez más los políticos hagan predominar sus intereses particulares y no los de la población. "El mayor riesgo es que así como sucedió antes, intereses personales o grupales evadan la necesaria unidad que requiere enfrentar un partido como el MAS que, por muy golpeado que esté, seguirá siendo por mucho tiempo, una fuerza política definitoria y una amenaza permanente a la democracia boliviana", finalizó.

Nuevos actores de peso

El analista Paúl Artunduaga tiene una mirada enfocada en los cívicos del país, que lideraron las protestas y los 21 días de paro nacional que se llevó adelante. "Ni el más oportunista de la oposición se lo esperaba.

Esto fue la revolución de las pititas. Se han involucrado a actores que no eran precisamente políticos y sin duda los comité cívico fueron fundamentales. Se logró renovar el liderazgo en el país y se debe aprovechar eso, sino no habría valido la pena el esfuerzo de la población y de los que lideraron el movimiento", expresó.

Asegura que los políticos tradicionales en este momento han quedado devaluados. "La población no quiere políticos, quiere nuevos rostros. En esta elección la gente quiere liderazgo es ahora o nunca el momento, esa es la lección aprendida en octubre", dijo el analista político.

Al igual que Abruzzese, el analista Artunduaga asegura que si no se logra consolidar una dupla, el MAS estará de regreso.

20 Días hábiles
Es el tiempo que fijó la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) para elegir nuevos vocales electorales