Siguenos en:
Miércoles
 13 de Noviembre de 2019
Portafolio
Se crearon cinco variedades de alta genética
Santa Cruz expande sus semillas de café en el país
Hay producción de café que es única en el departamento cruceño y que por su alto rendimiento quieren sembrar en La Paz.
Lunes,  26 de Junio, 2017
Santa-Cruz-expande-sus-semillas-de-cafe-en-el-pais
Ref. Fotografia: Esta es una muestra de una de las variedades de café Amboró.

El departamento cruceño tiene cinco variedades de café de alta genética que fueron fruto de investigaciones y parte de un proyecto a cargo del Centro de Producción Agropecuaria Campesina (Cepac), estas semillas que son de alta productividad y resistentes a plagas están siendo solicitadas por productores de La Paz que a pesar de ser el departamento que siempre ocupó el primer lugar en producción de café en el país, ahora está interesado en cultivar algunas de estas nuevas variedades, indicó Alfredo Moya, especialista en caficultura.

Las semillas que fueron bautizadas con los nombres de Cepac 1, 2 y 3 y Amboró 1 y 2 son capaces de producir en un promedio hasta 50 sacos por hectárea según las zonas donde las están cultivando, pero el promedio de producción de café que tiene todo el departamento cruceño es de 13 sacos por hectárea ya que varias zonas siguen produciendo las variedades criolla, catuaí y otras que fueron con las que comenzó el departamento. Sin embargo, La Paz, pese a que sacan entre 7 y 10 sacos por hectárea, siempre fue el mayor productor, explicó Widen Abastoflor, director general de Cepac.  

Desarrollo de las variedades de alta genética. Desde el año 2000 hasta el 2008 comenzó una investigación sobre el café en la provincia Ichilo, con los resultados se empezaron a difundir con 300 productores de la misma zona. En el 2003 con el apoyo de la cooperación japonesa Jica a través de un experto brasileño pudieron desarrollar todo un paquete tecnológico del café, lo cual permitió que hasta la fecha hayan más 500 hectáreas en el departamento, después de haber comenzado con 150 hectáreas.

“En este proyecto hemos empezado a desarrollar variedades híbridas porque solo teníamos Catuaí 1 y Catuaí 2, que fueron conseguidos de Brasil. Esta es una técnica donde se va mezclando unos tipos de café con otros, de ahí sacamos Cepac 1, 2 y 3, estas variedades son resistentes a varias enfermedades locales como el hongo la Roya. El año pasado se desarrollaron dos variedades más, Amboró 1 y Amboró 2, que son mucho más resistentes a las condiciones climáticas”, dijo Abastoflor.

Estas cinco variedades de desarrollo de tecnología local, actualmente están siendo coordinadas con el Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria y Forestal (Iniaf) porque lo que quiere el Cepac es que el Estado las difunda por todo el país, ya que son adaptaciones que se comportan mejor que las que hay en los Yungas, contó el director del Cepac.

No es suficiente la producción de Santa Cruz. Los municipios que se dedican a la producción de esta semilla son Buenavista, Porongo, Mairana, Samaipata, El Torno, Yapacaní y San Carlos.  Actualmente, en Santa Cruz hay unas 700 familias que se dedican a este rubro, que es muy poco comparado con los 12 mil caficultores aproximadamente que hay departamento paceño, pese a que en Santa Cruz el rendimiento es mucho más alto al de La Paz. “El problema está en que se necesitan políticas públicas que promuevan el cultivo en este departamento”, recalcó Widen, ya que todo lo que se produce en el Santa Cruz es para el mercado local y en muchas ocasiones han venido de otros departamentos a comprar, pero lo lamentable es que son muy pocos los interesados en este cultivo.

Por su parte, Alfredo Moya, quien está muy cerca de lanzar la tercera adaptación de Amboró 3 para este año, contó que en estos últimos meses ha habido varios caficultores de los Yungas interesados en producir las cinco variedades que son únicas de Santa Cruz, por lo que ya estuvo brindándoles talleres de capacitación.

El año pasado, Santa Cruz produjo 700 toneladas de café, para este año hay una perspectiva que baje el 20%, que serían alrededor de 700 toneladas, esta reducción se debe a que no todos los años se cosecha lo mismo, porque hay un año que se da más y otro año da menos. Esta misma situación se cree que se dé en La Paz,  según Reimundo Cayo, nuevo presidente de la Federación de Caficultores de Café de Bolivia, explicó que está bajando la producción por causa del ataque de la Roya desde el 2012.

La calidad hace que se pueda competir. El especialista en caficultura dijo que siempre se creía que el café de Santa Cruz no era de calidad porque es de zonas más bajas a diferencia de los que se producía en La Paz, (café de altura), "esto era un mito". Sin embargo, con dichas adaptaciones, han venido expertos en tema de café y han concluido que no solo el café de altura es parte de los café especiales, sino que los de la región oriental también entran en este rango, tanto para elevar su precio como para competir.

Procedimiento
Desde la cosecha hasta llegar al punto ideal del café tostado

Pasos. Una vez madura la fruta o cereza de la planta del café, se hace la recolección de manera manual, esta es la técnica más costosa que obliga a pasar cada 15 días por el mismo arbusto para obtener las mejores calidades de café debido a que no todas las cerezas maduran juntas. Esta labor es la que le da trabajo a cientos de mujeres, ya que la plata es un arbusto pequeño y no se necesita de mucho esfuerzo físico.

El siguiente paso es el secado, este tiene diferentes etapas. La relación de fruta al café oro verde es que fruta es cuando está 100% húmedo y el oro verde es el estado del punto para la exportación. Después de la cosecha es también denominado el café guinda, luego mientras se va secando se llama café pergamino seco al 24% de humedad, también está el café oro verde al 17%, que es cuando está listo para tostar y por último el café tostado es el que se ve en los mercados, listo para el consumo (vea las imágenes).

"Hay caficultores de los Yungas interesados en producir las cinco variedades que son únicas de Santa Cruz, ya se les estuvo dando talleres" 

Alfredo Moya
Especialista en caficultura

"Las adaptaciones Cepac 1, 2 y 3 y Amboró 1 y 2 son capaces de producir en un promedio hasta 50 sacos por hectárea en la zona del Amboró" 

Widen Abastoflor
Director  del CEPAC