Siguenos en:
Lunes
 28 de Septiembre de 2020
Santa Cruz de La Sierra www.booked.net
+23°C
Parcialmente soleado
Editorial
Editorial
Qué celebrar el 22 de enero
Martes,  7  de Enero, 2020
Que-celebrar-el-22-de-enero

A los bolivianos no nos alcanzarán los días del calendario para celebrar la ruptura con el destino. Lo decimos a propósito del nuevo capítulo escrito por la dictadura venezolana, que sigue afianzándose en el poder, mientras la población transita hacia la miseria casi absoluta.

Hace un año, la figura de Juan Guaidó despertó muchas esperanzas de conseguir la libertad en Venezuela, pero los militares, los narcotraficantes y la estructura política corrupta que montó el Chavismo, se han afianzado con demasiada fuerza, cosa que estaba por ocurrir en Bolivia, de no haber sido por la hazaña ciudadana que tuvo lugar en octubre y noviembre en nuestro país.

La comunidad internacional ha reconocido que para salvar a Venezuela de la tiranía han analizado todas las posibilidades, incluso la intervención armada, pero está claro que mientras el pueblo no tome las riendas de su destino, no habrá caudillo ni ejército ni fuerza exterior que sea capaz de recuperar la democracia.

Por eso es que la primavera boliviana ha causado asombro en el mundo, como ocurrió en Túnez o en Egipto hace casi diez años, pero al igual que aquellos países, no hay libertad ni democracia asegurada, pues lo hecho hasta hoy es solo el principio de un largo y doloroso proceso, mucho más cuando el aspirante a dictador se encuentra al acecho, esperando que los bolivianos nos equivoquemos, nos dividamos y le demos paso nuevamente a la incertidumbre y su hijo natural, el populismo que tanto daño le ha hecho al país.

Ahora que se acerca el 22 de enero, hay que festejar, claro, pero de otra manera. Digámosle el día de la unidad, el día de la libertad o el día de la reconciliación, pues se trata de algo muy distinto a lo que se vino destilando durante 14 años, con incitaciones al odio, con invocaciones a la división y al enfrentamiento entre compatriotas.

Se vienen días duros; la economía necesita ajustes y hay mucho que reparar del desastre que dejaron los masistas, pero debemos regocijarnos y hacer el compromiso de que nunca más tomaremos el camino equivocado, ese que ha puesto a Venezuela en camino a una de las peores crisis humanitarias de la historia o que ha colocado a la Argentina en una situación que por momentos se muestra inmanejable.

El 22 de enero podemos también dedicarlos a la reflexión. Ese día, estaremos a poco de conocer los candidatos que se disputarán la presidencia el próximo 3 de mayo. No diremos nada de lo que haga el MAS, pues su único objetivo es montar una maniobra que le permita al dirigente cocalero recobrar el poder, hecho que sería desastroso para todos. ¿Eso mismo es lo que quieren los líderes de la oposición? ¿Prefieren el retorno del dictador que superar sus diferencias? Son preguntas que deben planteárselas aquel día que estaba marcado para el fin del tercer mandato de Evo Morales y el inicio del cuarto. La historia dijo lo contrario por obra de Dios y los bolivianos. ¿Lo tiraremos por la borda?

Ahora que se acerca el 22 de enero, hay que festejar, claro, pero de otra manera. Digámosle el día de la unidad, el día de la libertad o el día de la reconciliación, pues se trata de algo muy distinto a lo que se vino destilando durante 14 años, con incitaciones al odio, con invocaciones a la división y al enfrentamiento entre compatriotas.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día