Siguenos en:
Viernes
 21 de Julio de 2017
Portafolio
Producto que contamina el medio ambiente
Preocupación por el desecho del aceite de cocina
Son muchas empresas que usan y tiran el aceite usado y pocas las que se dedican a reciclarlo. Botarlo contamina el suelo.
Lunes,  17 de Julio, 2017
Preocupacion-por-el-desecho-del-aceite-de-cocina

Pocos saben que un litro de aceite de cocina usado y luego desechado contamina 1.000 litros de agua y esto perjudica gravemente al medio ambiente. Este es uno de los problemas en el país y por qué no decirlo en todo el mundo, aunque hay varios países que le dan infinitas  utilidades y en Bolivia son muy pocas las empresas que se dedican a reciclar este producto y de igual manera son pocas las personas, amas de casa y restaurantes que lo donan a quienes le dan otro uso.

El Día habló con representantes de varios restaurantes como Pollos Chuy, Hard Rock Café, Burger King, entre otros que utilizan bastante aceite para cocer sus productos y señalaron que este líquido sucio de frituras lo regalan a personas que lo piden para hacer jabones y una parte lo botan, otros lo donan para la granja de cerdos de algún hogar de niños y algunas la entregan a empresas que la recolectan para hacerla biodiesel.

  Producción de medio ambiente. Aunque en el país no hay un registro de restaurantes que específicamente se dediquen a la venta de pollos u otra actividad que tenga gran uso de aceite comestible, los datos proporcionados por Fundempresa dicen que Santa Cruz tiene 2.955 empresas dedicadas al expendio de comida y en Bolivia habrían 10.139, según el registro de junio de este año.

Por otro lado, en Bolivia tampoco hay registro de la cantidad de consumo de este producto, pero de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística (INE) el país produce 98.2 millones de litros al año (dato 2016) y según el IBCE se importó 2.8 millones de kilogramos bruto (2016), que al final esto sería consumido en el país y una gran parte de esto sería desechado y que al tirarlo por el drenaje perjudicaría gravemente al medio ambiente.

Andrei Abruzzese, ingeniero en Medio Ambiente, indicó que los aceites quemados (usados o degradados) constituyen deshechos contaminantes que provienen de actividades del sector alimenticio (industrial, de restaurantes y doméstico), los que además, se han incrementado en los últimos años y que un porcentaje mínimo cumple o asume medidas no contaminantes, “se estima que menos del 25% de los restaurantes en Santa Cruz de la Sierra, tienen Licencia Ambiental”, dijo el experto y que por falta de datos exactos del consumo de aceite dificulta las decisiones o llegar a determinar la dimensión del problema. 

Empresas comprometidas. La empresa cochabambina Bioma SRL y en Santa Cruz la novedosa Ecogreen parecen ser las únicas que legalmente reciclan el aceite de origen vegetal para transformarlo en biodiesel. La primera tiene cinco años de experiencia y sería la única en el país que se dedica a la producción de este nuevo líquido porque en el caso de Ecogreen recién inició sus operaciones en Santa Cruz el mes pasado y según Antonio Montoro, gerente general de dicha empresa, esta tiene un modelo de recolección reconocido en Europa, que cumple con los estándares de calidad y sostenibilidad exigidos en países de la Unión Europea.

Ecogreen tiene proyectado cubrir todo el territorio nacional,  actualmente están trabajando con unas diez empresas, algunas cadenas grandes de pollos y supermercado, aunque su finalidad es  la recolección de aceite vegetal usado procedente de las cocinas de restaurantes, patios de cocina, hoteles y otros de Bolivia. Por otro lado, la diferencia entre Ecogreen y Bioma es que la empresa cruceña, una vez recogido y almacenado el aceite sería exportado a España, donde le darán un uso industrial, de biodiesel, pinturas o jabones mientras que la cochabambina recolecta y transforma a biodiesel para la venta y consumo en el país. Además, entre sus novedades también apunta a instalar una planta de este sistema en Santa Cruz hasta finales de año, afirmó Orlando Cossío, gerente general de Bioma SRL.

Por su parte, Montoro señaló que la instalación de su empresa tiene origen a su preocupación por el desecho del aceite quemado, ya que si “se tira por la cañería produce obstrucciones en las tuberías de alcantarillado público, que suponen un aumento de los costes municipales o de las comunidades de vecinos para la reparación de las mismas. El aceite que llega a las depuradoras de aguas residuales hace que el coste de tratamiento aumente exponencialmente, lo que repercute en los impuestos que pagan los ciudadanos, el aceite que llega a los cauces naturales y queda sobre las aguas, produce una gran carga contaminante”.

Manera de trabajar y ventajas.  Bioma SRL actualmente tiene a cinco empresas comprometidas (entre hotel y restaurantes de pollos) que le dan la materia prima y de las cuales recoge entre 10 a 11 mil litros de aceite usado comestible por semana. Otra manera de recepcionar este material es por medio de sus “Puntos verdes” en La Paz y Cochabamba que son para las personas que tengan poco aceite y son conscientes con el daño que hacen al medio ambiente si es que este lo tiran a la basura, “ya sea 1 o 2 litros, lo pueden dejar en estos lugares con el fin de que no sean botados a la basura”. 

En Ecogreen todavía no se tiene una cantidad de recojo exacta porque está en etapa de firmar acuerdos con empresa que le darán la materia prima, tiene un programa de recogida semanal, quincenal o cada 20 días dependiendo de la capacidad de aceite que utilice cada local.

El gerente de Bioma explicó que aparte de beneficiar el suelo de los bolivianos y del mundo, el biodiesel es un gran ahorro para la ciudadanía y el Gobierno ya que el diésel que es de origen petróleo cuesta Bs 3,72 y el biodiesel cuesta Bs 3. “Con este precio, en un año la empresa El Dorado (cliente de Bioma) ahorra 350.000 bolivianos”, explicó Cossío. 

Además que el diésel tiene el 17.95 de opacidad (humo que sale de un auto) y mezclar el 20% con biodiesel baja a más del 50% la opacidad.

Dificultades
Hay trabas de parte del Gobierno a productoras de biodiesel

Tanto Bioma SRL como Ecogreen señalaron que el Gobierno le pone muchas trabas para el funcionamiento de sus empresas “una serie de condiciones de trabajo como si hubiera una serie de regulación específica que no hay en el país”, dijo su asesor de Ecogreen y por parte de Bioma, desde hace dos años se aprobó la Ley del biodiesel y automáticamente le cambiaron a Cossío el NIT que antes era de vendedor de carburantes pasó a ser como productor de combustible. “Ahora hay dos productores de combustible, YPFB y nosotros, imagínense esa comparación con una empresa grande, desde ese momento comenzaron con el tema del IDH y retroactivo. Si para YPFB un millón de dólares no es nada, imagínense a mi empresa que 100 bolivianos afecta porque es inversión privada”.

Otro punto que le afecta es la prohibición de venta de bonos de carbono que en otros países son apoyados por el Estado. “Desde que entró Evo al Gobierno prohibió la venta de bonos de carbono y si yo soy la única empresa en Bolivia que hago biodiesel, según el acuerdo con París deberían pagarme 1 dólar por litro”, dijo Orlando Cossío.

Punto de vista

"Aceite usado botado y su contaminación"

Los aspectos claves de este tipo de contaminación es porque el aceite crea una capa fina encima de los cuerpos de agua evitando su oxigenación afectando la vida acuática sobre todo la flora acuática, y características básicas del agua (calidad y sabor), así como un impacto directo en el agua subterránea.

Según estudios de Argentina y España, 1 litro de aceite de cocina contamina cerca de 1.000 litros de agua porque en esencia un aceite para desintegrarse químicamente puede tardar hasta 15 años en hacerlo (desactivarse como contaminante).  Otras sustancias tóxicas también están presentes en los aceites quemados y su concentración se incrementa en toda la cadena alimenticia. La acumulación y persistencia de contaminantes tiene un efecto conocido como bioacumulación, o incremento de su concentración en toda la cadena alimenticia. La característica más importante de las dioxinas y compuestos semejantes a las dioxinas es que son liposolubles, tienen poca capacidad de degradación y son relativamente volátiles.

"Si se tira el aceite por la cañería produce obstrucciones en las tuberías  que suponen un aumento de los costes municipales”.

Antonio Montoro
Gerente General de Ecogreen

Acerca del autor:
Eveline-Gamarra-
Eveline Gamarra
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día