Siguenos en:
Sábado
 23 de Marzo de 2019
Economía
Punto de vista
Perspectivas de la economía boliviana para este 2019
Martes,  8  de Enero, 2019
Perspectivas-de-la-economia-boliviana-para-este-2019

La economía boliviana durante el 2019 no sufrirá un cambio sustantivo respecto al período transcurrido desde el 2006 al 2018. Continuaría su elevada dependencia de ingresos provenientes de la exportación del gas natural; minerales, y en menor grado, de algunos productos no tradicionales como por ejemplo la venta de soya y otros productos a la China, y adicionalmente será un año electoral que será la prioridad de la actual administración gubernamental; respecto a los principios y fundamentos económicos, en el diseño de las políticas públicas, como ejemplo el Seguro Universal de Salud (SUS) -del que no se conoce una línea de base sobre la actual situación del seguro de corto plazo-, si los que utilizan sabiendo que es deficiente para los que aportan y a pesar de esta situación se aprueba su inicio desde enero 2019, incorporando a la población que no aporta, se ahondará aún más la deficiencia de los servicios de salud.

El gasto público en su ejecución se mantendría casi similar al monto del 2018, y continuaría la política expansiva del gasto a pesar de no contar con un espacio fiscal que se disponía anteriormente, además que se financian gastos recurrentes e inflexibles a la baja, programas sociales y transferencias condicionadas y no condicionadas, así como las subvenciones a los hidrocarburos, alimentos y servicios básicos, para mantener el crecimiento económico que no es sostenible en el tiempo.

El PGE 2019 registra el shock externo desfavorable directamente a los ingresos provenientes de los hidrocarburos, minerales y productos no tradicionales, hecho que registra una caída de los ingresos fiscales y origina un déficit fiscal programado, aunque menor al del 2018 pero sigue siendo elevado, porque los gastos son elevados a pesar del ajuste de reducción de la inversión pública, que no es suficiente ante la realidad de los ingresos públicos genuinos.

El problema central es el financiamiento del gasto público con crédito interno y crédito externo, que se comenzó a pagar lo principal y los intereses; lo que se recomienda es que sea con ingresos genuinos, es decir los impuestos y si no cubren recurrir a los inversionistas privados otorgando un clima favorable, otra medida es reducir gastos corrientes como son: pasajes, viáticos, publicidad, remodelaciones, muebles, compra de equipamiento, etc., y en gastos de capital asignar a proyectos de inversión pública eficiente con tasas de retorno asegurados. 

El déficit comercial y déficit fiscal se mantendrían, continuaría el financiamiento con crédito interno y crédito externo del gasto, el tipo de cambio fijo nominal  no sufriría modificación y aumentaría el atraso cambiario incentivando las importaciones y desincentivando las exportaciones, los costos laborales se elevarían por los incrementos salariales y del mínimo nacional así como del segundo aguinaldo, el desempleo en aumento, elevación del sector informal de la economía, contrabando, demora en el pago de las facturas del gas por parte de la República Argentina. 

En síntesis, los desequilibrios internos y externos se acentuarían aún más, porque nuestro país estará altamente influenciado por el contexto externo que modificó el ciclo económico externo: menor dinamismo en el crecimiento global, dólar apreciado, aumento de tasas de interés internacional, incertidumbre en los mercados financieros, las tensiones comerciales entre EEUU y China continuarían, vulnerabilidad fiscal y de la balanza de pagos y crecimiento del endeudamiento global. 

Germán Molina Díaz/ANF Miembro de Número de la Academia Boliviana de Ciencias Económicas
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día