Siguenos en:
Martes
 20 de Agosto de 2019
Dia 7
Paraísos chiquitanos
San Xavier. La misión jesuita alberga lugares de belleza natural que ahora buscan ser explotados en el turismo local. Aguas Tibias y el Eco Resort son dos buenas opciones
Domingo,  11 de Agosto, 2019
Paraisos-chiquitanos
Ref. Fotografia: Paisaje. Arriba, la colina donde se encuentran las cabañas de Aguas Tibias ofrece este panorama idílico cada mañana. Abajo, la ordeña de vacas y la ambrosía, son algunas de las actividades ofrecidas en este sitio.

Las Misiones Jesuitas tienen la impronta de la Compañía de Jesús, la orden que quería implementar el Reino de Dios en la tierra. Buscaban una 'Polis ideal', donde confluyeran en armonía el trazado arquitectónico de la ciudad con la naturaleza circundante. Con esa lógica establecieron hace más de 400 años los diferentes pueblos que hoy conforman el circuito misional de Santa Cruz.

Se considera, a diferencia de las ruinas existentes en Paraguay, Brasil y Argentina, un vestigio viviente de las Misiones Jesuitas. En ese sentido, no está lejano pensar en la zona como algo cercano al paraíso.

Refugios en San Xavier
El circuito misional, oficialmente, está considerado de acuerdo a los conjuntos originales que fueron declarados Patrimonio Cultural de la Humanidad que son San Xavier, Concepción, Santa Ana, San Miguel, San Rafael, San José y Santiago de Chiquitos; aunque también se incluye a San Ignacio de Velasco, Santo Corazón y San Juan Bautista.

En este caso, hablamos de San Xavier, la primera que se cruza en el camino hacia San Ignacio. Y en la entrada justamente de este municipio se encuentra San Xavier Quinta Eco Resort.

"Nosotros vimos que San Xavier carecía de algunos servicios para los visitantes. Por ejemplo, no se podía comer a cualquier hora, nosotros aquí tenemos la cocina abierta todo el día; además de la piscina, un sendero para pasear y, obviamente las habitaciones", explica Carlos Justiniano, el empresario que junto a su familia ha ideado este lugar.

El resort está asentado en 7,5 hectáreas de terreno, que independientemente de la cantidad de huéspedes que tenga, siempre está activo. 

Justiniano se inspiró, obviamente, en la cultura chiquitana, esa simbiosis entre lo indígena y lo colonial; con la naturaleza como base de toda creación.

Los muebles son de madera certificada, pues la conservación es sello del lugar. Un bosque rodea el epicentro del complejo, donde se encuentra una piscina y la cabaña que hace de restaurante, además de un pequeño parque para niños.

Ese bosque está enteramente catalogado. Los visitantes pueden leer los nombres comunes y científicos de los árboles y plantas del lugar. 

Las verduras y frutas que se consumen ese restaurante se cultivan allí mismo en sendos huertos ecológicos ubicados en el lugar. Un río provee de riego para las lechugas, tomates, zanahorias, berenjenas y muchos otros cultivos rotativos que se suceden entre ambos viveros.

Un sendero que recorre el bosque y algunas gigantescas piedras, características de la región completa una oferta ideal para unas pequeñas vacaciones.

Otra opción similar se encuentra 36 km de San Xavier. Se llama Aguas Tibias, básicamente debido a su conjunto de piscinas de aguas termales.

Originalmente, San Xavier se llamaba Puquioma, palabra chiquitana que quiere decir “Tierra de manantiales”. Aguas Tibias hace honor a esa característica con las tres piletas que además tienen propiedades curativas.

Las aguas caen de una montaña y fueron canalizadas en el balneario, que además cuenta con un tobogán que da a una de las piscinas. Una de ellas tiene el piso con piedras que le da esas características terapéuticas. "Hubo un señor de edad que estaba casi paralizado completamente y se sometió a un tratamiento de hidroterapia hasta que recuperó la movilidad. Llamó a su familia llorando, contándoles que ya podía mover sus piernas", recuerda Geraldine Ruilowa, gerente del lugar.

No es que específicamente brinden el servicio de terapias, pero el complejo se presta para ello. El teléfono del que habla es uno satelital que está disponible para los clientes, pero en realidad no entra señal telefónica ni de Internet.

Si llega la televisión por cable satelital para quienes lo deseen, pero además de las aguas termales, una estadía allí incluye paseos por hermosos paisajes montañosos, la ambrosía de la mañana, participando en la ordeña de las vacas, una laguna natural para navegar y hasta una caminata hasta la estatua de un 'Cristo Chiquitano' que se cuela en el paisaje natural.

Ambos destinos son licenciatarios de Marca Santa Cruz, y se incluyen en las ofertas para promover el desarrollo del turismo en el departamento.

Atractivos en el pueblo
Habitualmente, San Xavier ofrece varios atractivos, siendo el principal de ellos su iglesia misional, pero también está el Parque de Las Piedras de los Apóstoles, la Casa Museo de Germán Busch y la Escuela de Música Misional, entre otros.

Vale la pena una escapada en algunas fechas especiales como la Fiesta de San Pedro y San Pablo (junio) que se fusiona con la originaria de los Yarituses y se puede disfrutar de esta legendaria danza autóctona. Semana Santa, los Festivales de Temporada o la fiesta patronal el 3 de Diciembre son algunas buenas fechas para visitar esta remozada misión jesuita, que se prepara cada vez mejor para recibir al turismo nacional, internacional y sobre todo el local.

Balneario. El Cristo Chiquitano se yergue en la montaña de donde caen las vertientes que alimentan las piscinas de Aguas Tibias.

Mascota. Una paraba azul en San Xavier Eco Resort.

Yarituses. Uno de los bailarines chiquitanos.

Acerca del autor:
Gerson--Rivero-
Gerson Rivero
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día