Siguenos en:
Viernes
 14 de Agosto de 2020
Santa Cruz de La Sierra www.booked.net
+23°C
Parcialmente soleado
Editorial
Editorial
Nueva política, nuevo país
Viernes,  3  de Enero, 2020
Nueva-politica,--nuevo-pais

Aparte de la selección de fútbol y los feriados de Carnaval, hay muy poco de “nacional” en Bolivia, pues ni siquiera la bandera tricolor es representativa de todos los bolivianos, mucho peor después que el régimen de Evo Morales hizo grandes esfuerzos por dividirnos en mil pedazos a los que habitamos este territorio.

El dirigente cocalero decía representar los intereses de la nación; una gran mentira pues jamás hizo nada que no tuviera como vértice el Chapare y así ha sido siempre. Primero fue Sucre, después fue La Paz y posteriormente el centralismo se fue al trópico cochabambino, adonde también se fue la plata, las decisiones y el poder. No por nada de ahí surgió la furia más intensa cuando el prófugo decoló de Chimoré y dejó huérfano al negocio más fructífero de estos 14 años.

Hay partidos, intelectuales, políticos y gente ligada al poder que se ufana de tener una visión nacional. Son buenos para diagnosticar con tono grandilocuente lo que ocurre en Pando o en Villazón, pero una vez tienen la batuta en la mano, sólo hacen sonar música en la Plaza Murillo y el resto que mire de palco o que se conforme con poner su cuota calladito, como siempre ha sucedido con Santa Cruz, una suerte de colonia del andinocentrismo. Ya quisiéramos aspirar a ser un protectorado o un estado asociado, pero qué nos puede ofrecer un estado que no existe, que dice ser plurinacional, pero solo de nombre y que no le sirve mas que a una porción muy pequeña de la población, la que jamás comete la imprudencia de cuestionar el modelo económico extractivista minero, orientado al Pacífico, controlado en más de un 80 por ciento desde el Palacio, el Quemado o el otro. No importa, son lo mismo.

Creíamos que las “pititas” eran nacionales, pero al poco de haber logrado lo increíble por obra y gracia de un montón de gente de todas las regiones del país, tomaron la posta los otros “dueños” del país que intentaron apropiarse de la victoria y que les dijeron “hasta aquí llegaron ustedes” a los jóvenes, a las mujeres, a las regiones, a los movimientos cívicos, a las plataformas y al mayor y más pluralista movimiento político que se haya gestado en la historia del país.

Esos referentes políticos quieren que la revolución que tuvo lugar en la primavera del 2019 solo valga para acabar con la dictadura del MAS, pero se niegan a aceptar que el cambio tiene que abarcar toda la estructura estatal fallida del país, la forma de hacer política, las organizaciones y toda estructura anquilosada que más pronto que tarde volverá a parir otra dictadura, porque la única forma de intentar controlar un país tan centralista y excluyente como Bolivia es a través de un gobierno autoritario que se gasta todo en protegerse a sí mismo.

Digámosle descentralización, autonomía o federalismo, pero lo cierto es que el poder y los  recursos tienen que desconcentrarse en el país, porque este modelo no le sirve a nadie. Los “políticos nacionales” son una estafa y es la oportunidad de comenzar a construir un nuevo país desde las regiones.

Digámosle descentralización, autonomía o federalismo, pero lo cierto es que el poder y los  recursos tienen que desconcentrarse en el país, porque este modelo no le sirve a nadie. Los “políticos nacionales” son una estafa y es la oportunidad de comenzar a construir un nuevo país desde las regiones.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día