Siguenos en:
Sábado
 17 de Abril de 2021
Santa Cruz de La Sierra www.booked.net
+23°C
Parcialmente soleado
Editorial
Editorial
Narcotráfico contra Los Yungas
Jueves,  8 de Abril, 2021
Narcotrafico-contra-Los-Yungas

En La Paz se está viviendo una guerra encarnizada por el control de la coca que sale de Los Yungas, un proceso de larga data que enfrenta a los cocaleros paceños y a los productores del Chapare que buscan meter a todos en una misma bolsa y borrar así la división que existe entre legales e ilegales, entre los que producen para el consumo tradicional y los que desvían sus cosechas hacia el narcotráfico.

Lógicamente, el gobierno está del lado de los chapareños. Pero ni siquiera con Evo Morales en la presidencia, instigando, usando a la Policía, al Ministerio de Gobierno y la justicia para perseguir y encarcelar a los dirigentes de Los Yungas pudieron apropiarse del mercado legal. Ahora, con el prófugo actuando en la sombra y con el titular del Senado, Andrónico Rodríguez ejerciendo como principal alfil, quieren lograr sus objetivos en tiempo récord, de ahí la brutal arremetida que se ha estado produciendo, con un saldo abultado de detenidos y heridos.

Precisamente fue Rodríguez el que ha reconocido que los cocaleros que actúan del lado del gobierno, es decir, los del bando del Chapare, ya consiguieron instalar un mercado paralelo al centro de distribución que existe en la actualidad, el único reconocido por la ley y en el que se efectúa un adecuado control para evitar que haya desviación hacia actividades ilícitas.

Según lo ha dicho el representante de la Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito (UNODC) en Bolivia, Thierry Rostan, esta guerra que se libra en Bolivia es seguida con mucha atención a nivel internacional, pues de ganar el gobierno (y los chapareños), toda la coca de Bolivia ingresará en una sola categoría, la de sospechosa de tener vínculos con el narcotráfico. El régimen de Morales ya hizo una parte del trabajo al aprobar la ley que legalizó de un plumazo miles de hectáreas del Chapare, cuyo destino es exclusivamente la fabricación de la cocaína. El segundo capítulo es conseguir el dominio real de los sembradíos, los canales de comercialización y los mercados. 

Las autoridades actuales creen engañar a todos con sus trucos y sus leyes, pero a ellos les vale un comino la razón. En el pasado ya se demostró que están dispuestos a sacrificar los cultivos legales con tal de favorecer al trópico de Cochabamba, el feudo más importante del masismo. Recordemos que una de las primeras medidas que tomaron al asumir como gobierno en el 2006, fue erradicar viejos cultivos de Los Yungas y es probable que tengan un plan siniestro para lo que resta. Ellos consideran sagrada la hoja de coca, pero sólo en la medida en que pueda generar las ganancias extraordinarias que rinde su principal derivado exportable.

No hay duda que la resistencia que hacen los cocaleros de los Yungas es digna y valiente. Ellos saben que, de caer en manos de sus adversarios, inmediatamente serán estigmatizados y pasarán a ser los vasallos (si es que los dejan permanecer en el negocio), de las mafias que controlan el Chapare.

No hay duda que la resistencia que hacen los cocaleros de los Yungas es digna y valiente. Ellos saben que, de caer en manos de sus adversarios, inmediatamente serán estigmatizados y pasarán a ser los vasallos (si es que los dejan permanecer en el negocio), de las mafias que controlan el Chapare.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día