Siguenos en:
Sábado
 17 de Abril de 2021
Santa Cruz de La Sierra www.booked.net
+23°C
Parcialmente soleado
Editorial
Editorial
Mujeres desprotegidas
Martes,  6 de Abril, 2021
Mujeres-desprotegidas

Ha causado estupor el asesinato de la joven madre, Vilma Flores Zurita, cuya ex pareja la degolló en las puertas de un supermercado, un sitio muy concurrido que dejó muchos testigos y además una grabación de video que no tardará de alimentar el morbo de la población, que no termina de ejercer la influencia que se necesita para que las cosas comiencen a cambiar en este país.

Todos los días conocemos estadísticas espeluznantes sobre la violencia doméstica, los abusos cometidos contra mujeres, niños y ancianos, pero la situación no hace más que empeorar. Bolivia ha sido un país pionero en la promulgación de leyes vinculadas a estos problemas, pero en lugar de avanzar, caminamos como en cangrejo y precisamente el caso de Vilma es la mejor demostración sobre el tema de fondo que nos impide progresar.

El asesino de Vilma, un hombre del que se separó hace más de un año para alejase de los golpes y los malos tratos, había sido fichado en varias ocasiones por la Policía y el Ministerio Público también conocía sus antecedentes. La última vez arremetió contra su ex esposa y contra su suegra, pero fue dejado libre sin mayor explicación por un fiscal que, en lugar de hacer su trabajo, actuó con desidia y desprecio hacia la mujer, tal como lo relata el hermano de la víctima en una carta.

Ella tuvo que enfrentar todo el calvario que enfrenta cualquier mujer que sufre ataques de su pareja. Recibió un trato cargado de prejuicios, la obligaron a pagar por los estudios forenses, tuvo que contratar un abogado, soportar esperas y trámites burocráticos, proceso que no condujo a nada o, mucho peor, a la liberación del acusado sin ningún tipo de condicionante o tratamiento cautelar que evite represalias y un mayor deterioro del ambiente familiar.

Todo es culpa de la debilidad institucional de nuestro país, donde los “revolucionarios” se dedicaron a aprobar leyes para impresionar a la prensa internacional, que lamentablemente no le hace seguimiento a las cosas y no se da cuenta que todo es humo, hueco, sin mayor impacto social. En segundo, lugar tenemos una justicia que se ha mantenido concentrada en los asuntos políticos del régimen y se ha olvidad por completo de las necesidades de la gente. Por último, está la corrupción, la pobreza de nuestros recursos humanos, que además de su escasa formación, no tiene la talla ética para hacer valer los principios e impulsar cambios significativos en nuestra triste realidad.

Si al gobierno le interesara en verdad una reforma judicial, debería enfocarse en este tipo de prioridades, pero sabemos que a ellos la justicia sólo les importa como herramienta para acumular, proteger e imponer su poder a cualquier costo. Ese es un gran obstáculo para mujeres que sufren como Vilma y para millones de bolivianos que se ven obligados a soportar un estado abusivo, indolente y espurio.

Si al gobierno le interesara en verdad una reforma judicial, debería enfocarse en este tipo de prioridades, pero sabemos que a ellos la justicia sólo les importa como herramienta para acumular, proteger e imponer su poder a cualquier costo. Ese es un gran obstáculo para mujeres que sufren como Vilma y para millones de bolivianos que se ven obligados a soportar un estado abusivo, indolente y espurio.

 

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día