Siguenos en:
Jueves
 12 de Diciembre de 2019
Santa Cruz
Su audiencia se llevó a cabo en el hospital
Mujer quemada no muestra mejoría y marido va preso
Drama. Le roció alcohol y le prendió fuego, intentó hacer parecer que se quemó cocinando con aceite.
Martes,  21 de Junio, 2016
Mujer-quemada-no-muestra-mejoria-y-marido-va-preso--
Ref. Fotografia: Grave. Desde su internación Ana Iriondo no ha mostrado mejoría en su salud.

Los gritos de desesperación de Ana Iriondo Medina se escucharon en todo el vecindario de la zona de la avenida Mutualista, entre 3er y 4to anillo. El único testigo de lo que verdaderamente pasó en su habitación fue su hijo, de apenas cuatro años, que vio arder a su madre como una antorcha humana en busca de auxilio. Ante los cuestionamientos sobre qué pasó en su habitación, su pareja Reynaldo Rojas Almaraz (34) que también resultó con ambos brazos quemados, comentó que su mujer sufrió un accidente en su cocina cuando manipulaba aceite caliente en el afán de preparar comida la madrugada del pasado 18 de junio. La versión no fue del todo creíble para sus hermanas y tías, quienes antes de ser ingresada a terapia intensiva del hospital Japonés alcanzaron a hablar con ella y afirmó que Rojas derramó sobre ella un líquido inflamable y le prendió fuego para acabar con su vida. Rosmery Medina, tía de la víctima, descartó cualquier accidente casero que haya sufrido Ana y atribuyó el atentado a su pareja, quien supuestamente aprovechando que su sobrina descansaba llegó en aparente estado de ebriedad y le prendió fuego, sin darle lugar a que se defienda. 

Agresiones frecuentes. Otros familiares atribuyeron el incidente doméstico a los celos enfermizos de Rojas, quien en reiteradas ocasiones la venía maltratando física y sicológicamente. "Que digan que mi sobrina estaba bebiendo con él cuando ocurrió la agresión es falso porque ella no solía beber", dijo la familiar. Una juez cautelar dispuso ayer la detención preventiva en el penal de Palmasola de Rojas Almaraz, por los delitos de lesiones gravísimas y tentativa de feminicidio, durante una audiencia cautelar desarrollada en el Hospital Obrero de la CNS, donde el supuesto agresor se recupera. La mujer se encuentra internada en terapia intensiva del hospital Japonés con quemaduras de 3er grado en el cuerpo y necesita albúmina y cremas para quemaduras.