Siguenos en:
Miércoles
 11 de Diciembre de 2019
Internacional
Símbolo de la justicia en su país
Moro, el implacable juez que puso en jaque a Lula
Corrupción. Un abogado de 44 años se convierte en adalid de la lucha contra las irregularidades en Brasil y en héroe nacional. Investiga el Lava Jato 2014.
Domingo,  20 de Marzo, 2016
Moro,-el-implacable-juez-que-puso-en-jaque-a-Lula
Ref. Fotografia: Verdugo. Sergio Moro ha llevado a decenas de políticos, ejecutivos y empresarios a prisión.

H ace menos de dos años, el desconocido magistrado federal brasileño, Sergio Fernando Moro, comenzó a ser públicamente visible tras tomar en sus manos la causa de corrupción estatal por millonarios desvíos de la petrolera estatal Petrobras, que involucra a grandes empresas y un importante número de políticos, entre ellos el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, y por la que la oposición y parte de la sociedad han pedido el impeachment de la mandataria Dilma Rousseff.

Su perfil. Moro, casado con Rosangela Wolff de Quadros Moro, su asesora jurídica, y padre de dos hijos, nació en 1972 en Maringá, una ciudad en el sureño estado de Paraná.

Estudió Derecho en la Universidad regional de Maringá, cursó un programa para instrucción de abogados en la Harvard Law School (Estados Unidos) y participó en el "Programa para Visitantes Internacionales" organizado en 2007 por el Departamento de Estado norteamericano, especializado en la prevención y el combate al lavado de dinero. Del mismo modo, se instruyó en el análisis de crímenes financieros, y en los delitos realizados por grupos criminales organizados.

Es maestro y doctor en Derecho del Estado por la Universidad Federal de Paraná (UFPR), actual profesor adjunto de Derecho Procesal Penal en dicha universidad y asesor de la Comisión de Constitución y Justicia del Senado brasileño. A su vez, se desempeña como magistrado titular de la 13º Corte Penal Federal de Curitiba es hijo de Odete Starke, profesora de lengua portuguesa, y Dalton Áureo Moro, el ya fallecido profesor universitario de geografía.

Un símbolo anticorrupción. Desde el comienzo de su investigación, el magistrado ha sido visto como uno de los símbolos brasileños en contra de la corrupción y su repentina y destacada aparición pública le valió la posibilidad de dar conferencias en universidades y ante empresarios.

A su vez, ha escrito varios libros y artículos académicos, todos ellos de carácter legal, entre los que se encuentran títulos como "Crimen de Lavado de Dinero" y "Desarrollo y Aplicación Judicial de las Normas Constitucionales".

Moro fue considerado una de las 100 personas más influyentes de Brasil en 2014 por la revista brasileña Época y recibió la medalla del Mérito Legislativo en 2015 por recomendación del líder del Partido Popular Socialista (PPS) en la Cámara de los Diputados, Rubens Bueno.

¿Podrá seguirlo juzgando?. Las denuncias contra Lula lo obligaron a convertirse en ministro con el objetivo de pasar a ser aforado, con lo que podría gozar  de un grado superior de inmunidad, situación que activaba su juzgamiento solo a cargo de la máxima corte del país, el Tribunal Supremo Federal (TSF). Sin embargo, un magistrado del TSE bloqueó el viernes el nombramiento del expresidente  Lula  como ministro y ordenó que la investigación en su contra por corrupción vuelva a la justicia ordinaria.

El magistrado Gilmar Mendes "aceptó una medida cautelar para suspender el nombramiento de Luiz Inácio Lula da Silva en el cargo de ministro jefe de la Casa Civil, determinando mantener la competencia de la justicia de primera instancia para analizar los procedimientos criminales en su contra", explicó una nota del TSF.  El Gobierno anunció que apelará este nuevo dictamen que revierte  el nombramiento de Lula.

Detalle
‘Todos somos Sergio Moro’, en las pancartas

Apoyo.  Todos somos Sergio Moro”. La cara del juez del caso Petrobras aparecía serigrafiada en camisetas amarillas. “Sergio Moro, orgullo nacional”, se leía en una pancarta escrita a mano durante las multitudinarias protestas del domingo contra el Gobierno del Partido de los Trabajadores (PT). “100% Moro”. “Viva el juez Moro”. “Moro, estamos contigo”.