Siguenos en:
Jueves
 5 de Diciembre de 2019
Internacional
En 50 ciudades españolas
Miles de personas se movilizan por el Día Mundial del Refugiado
En 2015 el mundo marcó un récord amargo, con 65,3 millones de refugiados y desplazados obligados de dejar sus hogares o sus países de origen por las guerras o por ser víctimas de persecuciones, informó la Agencia de la ONU para los Refugiados
Lunes,  20 de Junio, 2016
Miles-de-personas-se-movilizan-por-el-Dia-Mundial-del-Refugiado

Apoyo ciudadano a los refugiados para conmemorar el día mundial que se celebra este lunes. En España, las movilizaciones han exigido un cambio radical en las políticas europeas de migración y asilo.

Bajo el lema 'abrir las fronteras, queremos acoger' cientos de personas se han manifestado en Barcelona. Los convocantes piden que se retire de forma inmediata el acuerdo entre la Unión Europea y Turquía.

El número de personas desplazadas a la fuerza por las guerras, la violencia, la persecución y las violaciones de los Derechos Humanos alcanzó en 2015 la cifra récord del 65,3 millones de personas, 5,8 millones de personas más que las registradas en 2014, según el último informe 'Tendencias Globales del Desplazamiento Forzado 2015' publicado este lunes por el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

De dicho total, 21,3 millones son refugiados y 40,8 millones son desplazados, mientras que 3,2 millones son solicitantes de asilo. Según ACNUR, en 2015 hubo 12,4 millones de nuevos desplazados tanto dentro de sus países (1,8 millones) como en el extranjero (8,6 millones). Además, se registraron dos millones de nuevas solicitudes de asilo.

En concreto, hubo un aumento en el número de nuevos refugiados, 1,8 millones frente a 1,2 millones de 2014, pero un descenso en el número de desplazados internos, 8,6 millones frente a 11 millones del año anterior.

Según subraya ACNUR en su informe, aunque la tasa de aumento se ha ralentizado en comparación a los dos años anteriores, la cifra actual es «la más alta desde la Segunda Guerra Mundial» y supone un «incremento de más del 50 ciento en los últimos cinco años». En 2011, había 42,5 millones de desplazados forzosos.

Si los datos se comparan con los de 1996, cuando había 37,3 millones de desplazados internos y refugiados en el mundo, el incremento es del 75 por ciento, según resalta el informe.