Siguenos en:
Jueves
 23 de Enero de 2020
Internacional
Tras un ministerio en el gobierno
Lula busca blindarse ante denuncias de corrupción
Maniobra. El expresidente brasileño dice que su objetivo es salvar el proyecto económico y evitar un juicio.
Miércoles,  16 de Marzo, 2016
Lula-busca-blindarse-ante-denuncias-de-corrupcion
Ref. Fotografia: Apoyo mutuo. La mandataria Dilma Rousseff y el exmandatario Lula da Silva en una imagen de 2015.

El expresidente de Brasil Luis Inácio Lula da Silva habría aceptado una cartera ministerial en el Gobierno de Dilma Rousseff, informa el periódico O Globo. Con la aceptación quedará blindado contra las denuncias de corrupción que pesan en su contra.

Busca 'apagar el incendio'. Una fuente del Palacio de Planalto dijo que la maniobra busca "apagar el incendio", alimentado por una protesta que el domingo pasado llevó a más de tres millones de brasileños a pedir la salida de la mandataria en las calles y por las revelaciones de la trama de sobornos montada en Petrobras para financiar partidos políticos.

Lula podría asumir la Secretaría del Gobierno, encargada de la articulación entre el Poder Ejecutivo y el Congreso, o la jefatura de Gabinete, e incluso trabajar desde fuera para galvanizar la coalición liderada por el PT para bloquear el impeachment.

Con fuero especial ante el juicio. Otra fuente del Gobierno, que pidió no ser identificada, aseguró que la idea no es proteger al exmandatario con fueros especiales de la investigación en Petrobras, en referencia al pedido de prisión en su contra de la Fiscalía de Sao Paulo, por presunta ocultación de bienes: un tríplex y una chacra en el estado de Sao Paulo.

Se trata de "salvar el proyecto" del PT, que sacó a 30 millones de personas de la pobreza, y no de ofrecerle a Lula fueros especiales, aseguró la fuente. "De todos modos, si (Lula) es ministro, tendrá que responder ante la Procuraduría General de la República", indicó.

Otra denuncia que sacude al Gobierno. La agitada política brasileña sufrió ayer mismo una nueva sacudida, cuando la justicia divulgó un testimonio del líder del PT en el Senado, Delcidio Amaral, que acusó al actual ministro de Educación, Aloizio Mercadante, de intentar sobornarlo para que no colabore con la justicia, siguiendo instrucciones de Rousseff.

Amaral, procesado por obstaculizar la investigación del "Petrolao", desoyó esa oferta y decidió delatar a otros involucrados a cambio de una reducción de su eventual condena.

Rousseff rechazó "con vehemencia e indignación el intento de involucrar su nombre en la iniciativa personal del ministro" Mercadante, indicó un comunicado de la Presidencia.

El impeachment. Rousseff, electa en 2010 y reelecta en 2014, tiene apenas un 11% de apoyo y es blanco de la indignación popular por la recesión que amenaza con hundir a Brasil en su peor ciclo económico en un siglo y por el lodazal de corrupción que salpica a la élite empresarial y política.

La Corte Suprema podría destrabar el proceso de impeachment.

AFP eldia@edadsa.com.bo