Siguenos en:
Sábado
 25 de Noviembre de 2017
Editorial
Editorial
Los principios de Bolivia
Domingo,  6 de Agosto, 2017

El nombre de nuestro país -“Bolivia”-, es uno de los pocos elementos que no están en duda y que no han propuesto cambiar los refundadores, que trastocan los símbolos, las normas y que incluso quieren reinventar la historia. Por eso es que en este 192 aniversario de la independencia conviene reflexionar acerca del origen de la Patria que tomó el nombre de Simón Bolívar y sobre todo los principios que guiaron al Libertador para consolidar una de las epopeyas más sobresalientes de la humanidad.

¿Cuál era el modelo de Estado que buscaba fundar Bolívar en América? No deja de sorprender la inmensa visión del venezolano, que en 1825 visualizó un sistema sólidamente republicano, pues consideraba que la monarquía era una forma anacrónica que no contribuiría a consolidar la emancipación. Su idea era formar gobiernos que gocen del apoyo ciudadano, responsables y representativos, respetuosos de la opinión pública y guiados por la búsqueda de “la mayor suma de felicidad posible, con seguridad social y estabilidad política”.

Bolívar creía en el imperio de la ley, que para él solo era posible en democracia y en libertad, definida como el poder que tiene cada hombre de hacer cuanto no esté prohibido por las normas. Para conseguir este objetivo, pensaba que era indispensable superar el atraso cultural y la ignorancia del pueblo, pues la democracia exige la participación inteligente de los ciudadanos, base de gobiernos moralmente fuertes y efectivos, capaces de sobreponerse a la tiranía, con interrelación orgánica de los poderes, representación limitada, alternabilidad en el ejercicio del poder y la consideración del pueblo como única fuente de soberanía.

Si bien elogiaba la democracia norteamericana, no era partidario de su excesivo carácter presidencialista. Para él, “las repetidas elecciones son esenciales en los sistemas populares, porque nada es tan peligroso como dejar permanecer largo tiempo en un mismo ciudadano el poder. El pueblo se acostumbra a obedecerle y él se acostumbra a mandarlo, de donde se origina la usurpación y la tiranía. Un justo celo es la garantía de libertad republicana, y nuestros ciudadanos deben temer, con sobrada justicia, que el mismo magistrado que los ha mandado mucho tiempo, los mande perpetuamente”.

Bolívar no tenía dudas en relación a la independencia de poderes cuando afirmaba:  “Huid del país donde uno solo ejerza todos los poderes: es un país de esclavos. Tenemos que hacer un gobierno que haga triunfar la libertad y la igualdad bajo el imperio de leyes inexorables”. Es verdad que el Libertador apeló a la “mano dura” en algunos momentos de su trayectoria política, pero sus “dictaduras” fueron relativas y circunstanciales; jamás destruyó la permanencia de las instituciones, no desoyó la voluntad popular, no desconoció la ley y tampoco se perpetuó en el poder.

Nada mejor que tomar en cuenta el pensamiento del padre de nuestra Patria en esta fecha tan importante y especialmente en estos tiempos en los que afloran los impulsos dictatoriales por todos lados.

'Huid del país donde uno solo ejerza todos los poderes: es un país de esclavos. Tenemos que hacer un gobierno que haga triunfar la libertad y la igualdad bajo el imperio de leyes inexorables', decía el Libertador Simón Bolívar.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día