Siguenos en:
Sábado
 17 de Abril de 2021
Santa Cruz de La Sierra www.booked.net
+23°C
Parcialmente soleado
Editorial
Editorial
Los frutos de una lucha incansable
Viernes,  26 de Marzo, 2021
Los-frutos-de-una-lucha-incansable

El MAS da por descontado que con Jeanine Añez podrá hacer lo mismo que hizo con Leopoldo Fernández, a quien mantuvo tras las rejas durante diez años. Cree que el caso “golpe de estado” le surtirá el mismo efecto que consiguió con el “caso terrorismo”, que le sirvió para perseguir, mandar al exilio y encarcelar a toda una generación de líderes que iniciaron la resistencia y la lucha por la democracia, tras advertir que Evo Morales tenía planes dictatoriales.

Los pesimistas y los que ven la política como un proceso de corto plazo, creen que el MAS ganó esa pelea, pero olvidan que 14 años para la vida de un líder de la talla de Evo Morales no es nada y mucho menos cuando su propósito era quedarse en el poder para siempre. El prematuro deterioro de su imagen, la pérdida abrupta de su mandato y su futuro incierto, son atribuibles a esa lucha incansable de los que nunca claudicaron, que se mantuvieron fieles a sus principios y que no transaron con el dictador.

En 2016 surgió una nueva camada de líderes y sus logros no fueron menos importantes. Fueron los que le espetaron un “No” contra el soberbio y confiado cocalero, que luego tuvo que apelar a ridículas maniobras para postularse ilegalmente, movida que le costó burlas, críticas y pérdida de legitimidad, en el plano nacional e internacional.

Esa gran fuerza ciudadana se capitalizó en octubre de 2019 con un rotundo rechazo al fraude cometido en las elecciones. Los expertos todavía están sorprendidos con esa gran movilización espontánea, por la gran rapidez con la que se organizó la resistencia ciudadana, que no le dejó lugar a reacción al cocalero, quien no tuvo remedio que huir despavorido. Otra vez el mundo quedó sorprendido con la cobardía y la falta de responsabilidad política de alguien que se hacía llamar “revolucionario” y que no paraba de gritar “patria o muerte”.

Sabemos que lo de 2020 fue una sucesión de errores que se vieron magnificados por la pandemia. Se equivocaron los que pensaron en una desaparición del MAS, pero debemos reconocer que todo aquello sirvió para que el partido del cocalero se viera ante el espejo, se sienta obligado a cambiar de discurso, hechos que generaron división, roces y, sobre todo, un estigma sobre Morales y su entorno del que no podrán desprenderse jamás y que aleja cada vez más la posibilidad de que puedan presentarse ante el pueblo como aspirantes democráticos a ejercer algún cargo público.

El MAS todavía tiene el poder, pero es un mandato cuestionado, lleno de fisuras, carente de legitimidad y sometido a críticas y sospechas de todos lados. El MAS todavía tiene capacidad de hacer daño, de encarcelar, manipular la justicia y perseguir a sus adversarios, pero al frente tiene a una población más unida y a unos líderes que gozan del aprecio popular y de la confianza en que podrán dar un paso más en la derrota de este proyecto dictatorial.

El MAS todavía tiene el poder, pero es un mandato cuestionado, lleno de fisuras, carente de legitimidad y sometido a críticas y sospechas de todos lados. El MAS todavía tiene capacidad de hacer daño, de encarcelar, manipular la justicia y perseguir a sus adversarios, pero al frente tiene a una población más unida y a unos líderes que gozan del aprecio popular y de la confianza en que podrán dar un paso más en la derrota de este proyecto dictatorial.

 

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día