Siguenos en:
Domingo
 20 de Octubre de 2019
Bajo el Penoco
Bajo el Penoco
La sonrisa de Paulovich
Martes,  9 de Julio, 2019
La-sonrisa-de-Paulovich

En Bolivia es muy raro ver a un periodista jubilarse entre crónicas y reportajes. La mayoría termina asfixiado por la presión de la politiquería, reclutado por algún gabinete experto en disfrazar las verdades o adornando los discursos de los iletrados que suelen ocupar los espacios de poder. Alfonso Prudencio Claure fue una de las grandes y honrosas excepciones. Hablamos de Paulovich, que no sólo murió con la pluma en la mano, sino que lo hizo insistiendo en otra rareza boliviana, la sonrisa. Aquí sólo nos alegramos, lloramos y pegamos unos berridos cuando el alcohol inunda nuestras venas. Lo normal es que seamos solemnes, circunspectos y bastante necios, sobre todo cuando tenemos que hablar de nuestros hábitos, mañas y taras que fácilmente confundimos con cultura y tradiciones. Paulovich fue el más persistente de todos a la hora de mostrar esa identidad e invitar a los bolivianos a ser más inteligentes, pues el más listo siempre sabe reírse de sí mismo.