Siguenos en:
Viernes
 6 de Diciembre de 2019
Editorial
Editorial
La hoja de ruta de la OEA
Miércoles,  20  de Noviembre, 2019
La-hoja-de-ruta--de-la-OEA

El dirigente cocalero Evo Morales no se cansa de señalar a la Organización de Estados Americanos (OEA) como el autor de un golpe de estado en Bolivia el pasado 10 de diciembre. Ese día, el organismo internacional presentó el informe preliminar de una auditoría de las elecciones bolivianas del 20 de octubre, que confirmó un gigantesco fraude y que a juzgar del uruguayo Luis Almagro, no pudo ser obra de unos cuantos vocales que están presos, sino de toda una estructura política por la que el ex presidente boliviano debe hacerse responsable.

Precisamente, en una reciente entrevista, el secretario general de la OEA, quien no gozaba de la confianza de la oposición en Bolivia, hizo un recuento de todas las trampas que llevó adelante Evo Morales a lo largo de casi tres años y que ahora le pasan factura y que indefectiblemente, según Almagro, han acabado con su carrera política. 

Dice que Morales tuvo varias oportunidades para recapacitar, cerrar un ciclo e irse tranquilo a su casa, pero prefirió el camino del fraude, cosa que hizo hasta último momento cuando intentó frenar el informe de auditoría. El diplomático uruguayo afirma que ese estudio refleja un amplio trabajo de manipulación con múltiples mecanismos y sugiere que el régimen insistió hasta el final en hacer trampa, pues se descubrió la acción de tres espías de nacionalidad argentina que se infiltraron dentro de la misión de la OEA. “Eso no se hace, debe haber un mínimo de ética”, fueron las palabras del secretario, quien aseguró que en varias ocasiones se le advirtió a Evo Morales y a su equipo que se abstuvieran de robarle el voto a la gente. 

La OEA pudo haber actuado mucho antes con la misma determinación de hoy, pero optó por la sutileza y a veces por la ambivalencia, señal que sirvió para que los bolivianos comprendieran que ninguna instancia internacional tiene la capacidad para restituir la democracia y que solo los ciudadanos (“el cargo más importante de la política”, según Almagro) son capaces de hacerlo, como ocurrió precisamente en los 21 días posteriores al 20 de octubre.

El organismo permitió que sea el sufragio el que termine con la dictadura y que sea la unidad de los bolivianos en torno a la defensa del voto, la que remueva el piso de la impostura. Esa hoja de ruta en la que la auditoría cumplió un rol catalizador continúa vigente y es bueno que los actores políticos bolivianos la tomen en cuenta. 

En opinión de Almagro, Evo Morales ha truncado su carrera política y no debe volver al país. Simplemente debe asumir su exilio, cumplir con la justicia, colaborar con ella y aceptar la responsabilidad que le corresponde en este tremendo golpe a la democracia que perpetró el 20 de octubre. El equipo jurídico de la OEA ha analizado la situación del gobierno provisional y asegura que no hay nada que objetarle desde el punto de vista constitucional. La única misión que tiene es reconducir al país hacia la normalidad y la recuperación del estado de derecho. 

El organismo permitió que sea el sufragio el que termine con la dictadura y que sea la unidad de los bolivianos en torno a la defensa del voto, la que remueva el piso de la impostura. Esa hoja de ruta en la que la auditoría cumplió un rol catalizador continúa vigente y es bueno que los actores políticos bolivianos la tomen en cuenta.