Siguenos en:
Miércoles
 15 de Julio de 2020
Santa Cruz de La Sierra www.booked.net
+23°C
Parcialmente soleado
Editorial
Editorial
La fórmula Guayaquil
Miércoles,  17 de Junio, 2020
La-formula-Guayaquil

En el mes de abril, la ciudad costera de Guayaquil, en Ecuador, lucía como un gigantesco cementerio que iba camino al desastre. Las escenas callejeras parecían sacadas de una película sobre el holocausto. Cada día se reportaban hasta 500 decesos por Covid-19 y hasta la alcaldesa, Cynthia Viteri, cayó contagiada y se salvó de milagro de convertirse en una de las 10 mil víctimas que causó la peste en aquella capital de alrededor de tres millones de habitantes.

El fenómeno de Guayaquil había llamado la atención del mundo por el cuadro dantesco que se vivía allí hace menos de dos meses y hoy también concentra la admiración por la forma tan efectiva cómo frenó la pandemia, al punto de que han pasado tres semanas sin registrarse ni un solo muerto por Covid-19, la cifra de contagiados se ha reducido drásticamente y la normalidad vuelve de a poco, incluso con el retorno de los vuelos domésticos.

La primera decisión que tomó la alcaldesa para evitar que su ciudad se convierta en una inmensa tumba, fue hacerse cargo del problema, junto con las empresas e instituciones locales que conformaron un comité que delineó su propio plan de acción. De esa manera eliminaron la lentitud y la burocracia del gobierno central, altamente proclive a la corrupción, pero ineficiente a la hora de resolver problemas concretos.

La segunda determinación fue aplicar la sinceridad en el recuento de los daños, arma que había usado Bélgica con excelentes resultados. De esa manera descubrieron que la cifra de contagiados era cinco veces mayor a la que difundía el gobierno central con evidentes intenciones políticas.

Enseguida, el municipio dispuso que alrededor de 500 médicos salgan de los hospitales y recorran las calles, casa por casa en busca de enfermos, para realizar el tratamiento domiciliario y alrededor de 50 mil pruebas que sirvieron para retratar a la perfección el problema.

En total, se visitan cinco mil viviendas cada día, se han atendido 79 mil pacientes y en este momento tienen planeado repetir las pruebas con el objetivo de definir la próxima etapa de la cuarentena, no sólo en el campo sanitario, sino también planificar la reapertura de la economía, el funcionamiento de las instituciones y los servicios.

El plan diseñado en Guayaquil tampoco descuidó la inversión en un hospital con capacidad para 300camas, clínicas móviles, medicinas e insumos. La alcaldía usó en la salud casi todo el dinero que tenía planeado gastar en obras, además de que las empresas y los bancos colaboraron con planes sociales, créditos y subsidios, con la ventaja de que los actores privados pueden actuar mucho más rápido por la ausencia de burocracia.

En Bolivia, hay varias ciudades que van camino a convertirse en Guayaquil y es obvio que se pretende copiar el mismo plan de recuperación. Casi siempre usamos ejemplos tomados de Europa o Estados Unidos para justificar que somos incapaces. Esta vez es diferente y si no lo logramos es porque... mejor no decirlo.

En Bolivia, hay varias ciudades que van camino a convertirse en Guayaquil y es obvio que se pretende copiar el mismo plan de recuperación. Casi siempre usamos ejemplos tomados de Europa o Estados Unidos para justificar que somos incapaces. Esta vez es diferente y si no lo logramos es porque...mejor no decirlo.