Siguenos en:
Martes
 20 de Agosto de 2019
Editorial
Editorial
La epidemia silenciosa
Sábado,  3 de Agosto, 2019
La-epidemia-silenciosa

El último y reciente informe de las Naciones Unidas/sida, organismo internacional que se ocupa del seguimiento epidemiológico de la transmisión virus de la inmunodeficiencia adquirida a nivel planetario, ha puesto en evidencia que la “epidemia rosa”, caracterizada como silenciosa, ha logrado establecerse en Bolivia. De hecho, el país ocupa, hoy por hoy, el segundo lugar -nada honroso, por cierto- en la transmisión del virus en la región, tan solo detrás de Chile, que ocupa el primer sitial. Esto significa que en las tres últimas décadas Bolivia ha pasado de ser un país prácticamente libre de sida, a ocupar sitios de auténtica preocupación epidemiológica. La tasa anual del veintidós por ciento de nuevos infectados con virus de inmunodeficiencia, lo dice todo.
 
Si se considera que la desaceleración del sida resulta evidente en el mundo, países como Bolivia deben considerarse de riesgo y merecedores de vigilancia ante las elevadas tasas de crecimiento de infectados. En otras palabras, todavía hay mucho por hacer para cumplir el compromiso contraído por el país con las Naciones Unidas/sida para el año dos mil veinte. No solo se trata de disminuir el número de nuevos infectados que conocen de su situación, sino que las personas que hayan ingresado a la fase sida (enfermos) gocen del tratamiento pertinente con elevados porcentajes de cobertura. Se hace preciso que disminuya, de manera efectiva, la posibilidad de transmisión del agente infeccioso del sida. Este compromiso exige realizar los mayores esfuerzos
 
Sin embargo, resulta necesario destacar lo que se ha hecho hasta ahora en el país. En primer lugar, el Programa Nacional VIH/sida ha logrado que cada vez más personas accedan al diagnóstico, y los esfuerzos por captar a quienes viven con el virus sin saberlo ha permitido beneficiarlos con el tratamiento correspondiente, frenar la propagación del virus y ofrecer mejores perspectivas de calidad de vida a esas personas. Esta conjunción de esfuerzos ha permitido, asimismo y por razones obvias, elevar la tasa de nuevos infectados. De esta manera, se considera que el incremento de casos es sustantivamente menor al crecimiento poblacional. Todavía así, las Naciones Unidas/sida vigilarán que Bolivia cumpla los compromisos contraídos.
 
Se trata, finalmente de lograr metas porcentuales conocidas como noventa-noventa-noventa. Es decir, que hasta el año dos mil veinte, el noventa por ciento de las personas infectadas con el VIH tiene que conocer su estado serológico. De ese noventa por ciento, otro noventa por ciento tiene que acceder al tratamiento contra el virus con los medicamentos correspondientes. Finalmente, el noventa por ciento de estas personas deben lograr una carga viral indetectable. En otras palabras, que ya no sean capaces de infectar a otras personas. Resulta importante que a estos pacientes se les ofrezca la seguridad de que no existe peligro de transmisión del virus.  Esto significa que en los hechos se consigue el objetivo de frenar la transmisión de persona a persona.
 
Corresponde resaltar que en el esfuerzo de cumplir el compromiso con ONU/sida, Bolivia se trazó la meta de aumentar la pesquisa para detectar casos infectados antes que pasen a fase sida (enfermedad) Hace quince años, del total de casos reportados, el treinta y ocho por ciento de los pacientes eran enfermos de sida en etapa terminal. En la actualidad ese porcentaje ha descendido al once por ciento. Sin embargo, la necesidad de vigilar el decurso de las tasas de nuevos infectados obliga al país a adoptar con mayor energía todas las medidas de prevención contra la transmisión del virus sida. Esta tarea resulta ineludible en Santa Cruz, a la sazón el departamento donde se encuentra casi el cincuenta por ciento de los pacientes portadores del virus VIH/sida.

La tasa de nuevos infectados obliga al país a adoptar todas las medidas de prevención contra la transmisión del virus sida. Esta tarea resulta ineludible en Santa Cruz, a la sazón el departamento donde reside casi el cincuenta por ciento de portadores del VIH/sida.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día