Siguenos en:
Lunes
 1 de Marzo de 2021
Santa Cruz de La Sierra www.booked.net
+23°C
Parcialmente soleado
Editorial
Editorial
La derrota que se le viene al MAS
Martes,  23  de Febrero, 2021
La-derrota-que-se-le-viene-al-MAS

El MAS está visualizando una derrota estrepitosa en las elecciones subnacionales del 7 de marzo, de otra forma no se observarían signos de desesperación en las filas del oficialismo. El presidente Arce ha estado amenazando con no hacer obras en los municipios que opten por la oposición, advertencia que subió de tono hace unos días en Yacuiba, donde dejó entender que también usará las vacunas del Covid como herramienta de chantaje. Evo Morales chilla por el voto en línea, se acentúan los esfuerzos por sacar de carrera a candidatos importantes como Manfred Reyes Villa, de Cochabamba y Damián Condori, de Chuquisaca. Quieren enjuiciar a Eva Copa y condenan a Rafel Quispe justo el mismo día que aprueban una macro-amnistía para un millar de dirigentes involucrados en actos de terrorismo.

A pocos meses del histórico triunfo en las elecciones generales, el MAS sufrirá una de los perores bofetadas que haya recibido en las urnas. La disminución de la votación en Santa Cruz, quedarse nuevamente sin la alcaldía de Cochabamba o perder otra vez el Municipio de La Paz son dignas de mención, pero ninguna como la derrota que se anticipa en la Ciudad de El Alto, donde la votación a favor de la candidata desplazada por el cocalero podría ser de proporciones épicas.

El panorama es tan oscuro y sobre todo, la incapacidad de ver la realidad es tan grande, que dentro del gobierno insisten en culpar a las empresas encuestadoras por los bajos índices de aprobación y por eso proponen una reglamentación específica, seguramente destinada a mostrar únicamente los resultados favorables al MAS, como esos con los que soñaba Evo Morales, del 70 y 80 por ciento, cifras que ahora se le están volcando en su contra.

Luis Arce y David Choquehuanca ganaron las elecciones de octubre de 2020, porque prometieron cambiar la espuria trayectoria que había marcado el cocalero en 14 años. Prometieron respetar las leyes, dejar de perseguir a los adversarios, formar un gobierno que no endiose a unos y que condene a otros, que sustituya transparencia por corrupción y que no “le meta nomás”, como han estado haciendo en estos cuatro meses en los que Morales es el que dicta el libreto y el primer mandatario actúa como su títere. A Morales ya le tiraron un sillazo en la cabeza, lo han rechazado en distintos lugares, no han aceptado sus imposiciones y aun así pretende imponerse y llevar adelante la dictadura que diseñaron sus secuaces.

Era suficiente para el MAS entender con el resultado del Referéndum del 21 de febrero de 2016 sobre la necesidad de cambiar de rumbo, respetar la democracia y abandonar los métodos del abuso y la imposición. Con el rechazo al fraude y la movilización de octubre de 2019 quedó todavía más claro que la ciudadanía no acepta el autoritarismo que encarna el Evismo. Esta vez tendrán que comprenderlo y actuar a tiempo para corregir, pues las oportunidades se les están agotando.

El panorama es tan oscuro y sobre todo, la incapacidad de ver la realidad es tan grande, que dentro del gobierno insisten en culpar a las empresas encuestadoras por los bajos índices de aprobación y por eso proponen una reglamentación específica, seguramente destinada a mostrar únicamente los resultados favorables al MAS

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día