Siguenos en:
Miércoles
 30 de Septiembre de 2020
Santa Cruz de La Sierra www.booked.net
+23°C
Parcialmente soleado
Economía
En respuesta contra la acción popular
La cadena agroproductiva pide dinamizar la biotecnología
Motivos. A su turno los empresarios, la academia, los agricultores y los proveedores de insumos enfatizan que es inviable no producir de la mano de la ciencia y tecnología.
Martes,  1 de Septiembre, 2020
La-cadena-agroproductiva-pide-dinamizar-la-biotecnologia
Ref. Fotografia: Imponente. La agricultura de precisión implica el desplazamiento de tecnología a gran escala.

En férreo rechazo contra la medida de Acción Popular interpuesta por defensores y sectores ambientalistas que piden parar la introducción de nuevos eventos transgénicos en la agricultura del país, en respuesta a todo ello, cuatro sectores que hace a todo el aparato económico de la cadena agroproductiva, plantean que el país necesita como nunca antes, acelerar y dinamizar el uso de la biotecnología, como única vía al progreso y desarrollo de Bolivia.

Como efecto desencadenante de acción judicial interpuesta ante la justicia por los activistas, el pronunciamiento, este lunes, fue de la Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo de Santa Cruz (CAINCO), Colegio de Ingenieros Agrónomos de Santa Cruz (CINACRUZ), Asociación de Horticultores y Fruta (ASOHFRUT) y la Asociación de Proveedores de Insumos Agropecuarios (APIA).

“Es fundamental establecer medidas para aumentar la productividad de todos los sectores en Bolivia, incluyendo el sector agrícola, situación que generaría empleos, abastecimiento del consumo interno y reales posibilidades de mayores exportaciones para nuestro país. Para ello, es fundamental la implementación de tecnología para la utilización de organismos genéticamente modificados”, se pronunció la CAINCO. 

Por su parte, CINACRUZ, exige “a las autoridades competentes la celeridad necesaria para la evaluación y liberación de eventos biotecnológicos a fin de dar cumplimiento a las disposiciones legales vigentes y consecuentemente beneficiar y garantizar la producción de alimentos que en este tiempo de pandemia es de trascendental importancia para el país”.

A su turno cada uno. CINACRUZ, hace una retrospectiva al mencionar que desde hace 15 años (2005), Bolivia produce soya transgénica con el evento 40-3-2, desde entonces los bolivianos consumimos una serie de productos y subproductos derivados de la soya, como el aceite, margarina y otros. Así mismo la alimentación de animales para la producción de carne, huevo, leche y pollo tienen como base alimenticia la soya, la cual en su totalidad es transgénica.

“Desde hace 14 años, vemos como los países vecinos avanzan a pasos acelerados en la investigación, aprobación y uso de nuevos eventos transgénicos, solo por citar un ejemplo, y Paraguay, Brasil y Argentina tienen más de 50 eventos transgénicos aprobados en los diferentes cultivos como la soya, maíz, trigo, frejol, caña de azúcar, algodón y otros; en Bolivia solo disponemos de 1 evento incorporado a la soya”, enfatiza. 


Asimismo, recuerda que mientras otros países les ofrecen mejores condiciones tecnológicas a sus agricultores para hacerlos más competitivos y garantizar la producción de alimentos, en nuestro país seguimos discutiendo sobre la aplicación de una tecnología que es utilizada en más de 44 países del mundo, entre ellos Japón, Rusia, Estados Unidos, Suiza, Unión Europea, por citar algunos.

Asimismo, hace referencia a que desde hace 14 años el sector productivo cruceño ha venido “suplicando”, la definición de políticas claras respecto al uso de eventos biotecnológicos en los cultivos estratégicos para la seguridad alimentaria, se han expuesto un sin fin de argumentos técnicos científicos sobre la seguridad del uso de esta tecnología. 

“Es hora de darle la importancia, la prioridad y seriedad necesaria que amerita este tema, es hora de dar solución a las necesidades y pedido de los sectores productivos, es hora de escuchar y hacer prevalecer la voz de quienes trabajan en la producción de alimentos, es hora de trabajar con profesionalismo y responsabilidad”, argumenta.

Desde los valles cruceños. Los productores de hortalizas y frutas, piden que se dé vía libre a la aplicación de semillas mejoradas tanto para la papa y tomate. Enfatizan que en Bolivia se les prohíbe el uso de estas semillas mejoradas, con el argumento de que dañan la salud, sin embargo, el contrabando de estos productos al país se lo realiza desde muchos años atrás, sin que ningún Gobierno lo haya podido controlar. 

“Los productores de papa y tomate de los Valles Cruceños, solicitamos al Gobierno que incluya dentro un proyecto de decreto supremo la incorporación del uso de semillas mejoradas de tomate y papa”, señalan los productores. 

El tomate fue el primer cultivo transgénico liberado en 1994 que tiene la característica principal la maduración retardada. Según ASOHFRUT, las variedades que tenemos actualmente duran entre 10 y 15 días máximos y las genéticamente modificadas duran entre 40 a 50 días sin mayores problemas. “El tomate transgénico tiene resistencia a la polilla, una plaga que obliga al productor a fumigar entre 15 a 18 veces para salvar la cosecha, pero la variedad modificada es resistente a la polilla, con acceder a esta semilla dejaríamos de aplicar semejante cantidad de químico a nuestros campos”, remarca este sector.

Desde el soporte de los insumos. Para los proveedores de insumos agropecuarios que aglutina APIA, la biotecnología se constituye en el camino adecuado para una agricultura sostenible, a partir de mejoras de rasgos tanto agronómicos como de calidad de los diferentes cultivos, en favor una mejor productividad y competitividad.

En ese sentido, este sector manifiesta de manera abierta su rechazo a la Acción Popular interpuesta por un grupo de activistas. “Sin ningún sustento científico, pretenden prohibir el uso de la biotecnología para los cultivos señalados, con un criterio completamente sesgado y sin realizar un análisis realista y serio sobre el asunto y, además, desmereciendo groseramente con datos manipulados”, señala el pronunciamiento.

Por su parte la CAINCO, cierra el pronunciamiento exhortando que hoy más que nunca, por la difícil situación que atraviesa nuestro país, se deben fomentar normativas y actividades que incrementen la productividad y competitividad. 

15 Años
 con Glifosato. Fue el primer evento introducido en Bolivia en 1995 en el agro.

Acerca del autor:
Ismael--Luna-Acevedo
Ismael Luna Acevedo
Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día