Siguenos en:
Miércoles
 17 de Julio de 2019
Editorial
Editorial
Indígenas: Un tema pendiente
Martes,  8  de Enero, 2019
Indigenas:-Un-tema-pendiente

Ha sido doloroso escuchar al diputado brasileño Rodrigo Amorín referirse de manera tan despectiva hacia los indígenas, algo que prueba lo que muchos analistas han observado en los últimos años y es que el racismo ha aumentado en nuestros países en lugar de disminuir, pese a todas las políticas de inclusión que se han llevado adelante desde México hasta la Patagonia.

Luego de casi dos décadas de apogeo del Socialismo del Siglo XXI, que entre sus grandes objetivos planteaba una segunda emancipación de los pueblos originarios, los resultados son más que lamentables, pues nuestros indígenas siguen figurando en el último escalón de los indicadores sociales.

Nuestro país no es la excepción, pese a que el indigenismo fue la bandera principal del “proceso de cambio”, con un presidente de origen aymara y con una constitución y numerosas leyes que les otorgaron derechos preferenciales a las 36 naciones nativas, garantías que quedaron simplemente en el papel y que han sido transgredidas sistemáticamente por el propio “Estado Plurinacional”.

Lo que expresa Amorín no solo se refiere al fracaso de esta visión que buscaba introducir una suerte de “discriminación positiva”, sino a la manera que usaron los “revolucionarios” para imponerla, a través del revanchismo, de la sustitución de una forma de dominación por otra tan abusiva y arbitraria como la anterior y la instrumentalización del indigenismo, la descolonización y la lucha contra el racismo para la persecución política y la limitación del pluralismo político y la participación en los asuntos públicos.

Si creemos que la declaración de Amorín es lo más humillante que han sufrido los indígenas bolivianos, deberíamos recordar el oprobio que sufrieron en Chaparina los representantes de las tierras bajas que marchaban en defensa de su territorio, avasallado por cocaleros y narcotraficantes arropados por el propio régimen que dice defender el medio ambiente y las tierras ancestrales de las naciones originarias.

Todo eso fue una gran mentira, los indígenas están igual o peor que antes y los pocos que han mejorado su situación, es porque han vendido su dignidad a un régimen que los utilizó como fuerza de choque, como fichas descartables para sistematizar la corrupción y como excusa para destruir el tejido institucional del país y bastardear la democracia y ponernos al borde de la dictadura, una forma de gobierno totalmente contraria a las formas de organización de los pueblos oriundos de este territorio.

Por último, la afirmación del parlamentario, aunque torpe al extremo, refleja otro abordaje del tema indígena que no proviene de la derecha ni mucho menos, sino de los principios democráticos y de la búsqueda de la ansiada igualdad que enarbolan falsamente los socialistas. Esta visión, expuesta genialmente por filósofos como Marcos Aguinis, busca convertir a los indígenas en ciudadanos, en individuos con pleno derecho sobre la propiedad, la libertad y todos los beneficios de la civilización.

Los indígenas están igual o peor que antes y los pocos que han mejorado su situación, es porque han vendido su dignidad a un régimen que los utilizó como fuerza de choque, como fichas descartables para sistematizar la corrupción y como excusa para destruir el tejido institucional del país y bastardear la democracia.

Notas Relacionadas
©2016 Diario El Día Santa Cruz - Bolivia, Dirección: Av. Cristo Redentor, KM 7 zona ”El Remanso” - Teléfono piloto: 3-434040 Fax Comercial y Publicidad. 3-434781 - Fax Redacción 3-434041 - email: eldia@eldia.com.bo  |  Acerca de El Día